zumo de limon para el sistema digestivo

Las Navidades ya están aquí y con ellas momentos únicos que disfrutar con nuestra familia y amigos. Pero también vienen cargadas, nunca mejor dicho, de comidas copiosas, dulces y  alcohol en mayor o menor medida. Ante esta circunstancia, nuestro sistema digestivo se resiente, dando lugar a los ya famosos empachos navideños, sensación de hinchazón, estreñimiento, gases y otro tipo de trastornos y molestias. Por eso, y para asegurarnos de que puedes disfrutar de estas Navidades como es debido, y que comienzas el nuevo año en las mejores condiciones, hemos preparado una lista con consejos que te ayudarán a mantener tu sistema digestivo en orden:

  1. Comienza el día bebiendo un vaso de agua con zumo de limón antes del desayuno

Aportar esa hidratación a nuestro cuerpo después de las largas horas de sueño es fundamental y el zumo de limón es un excelente detoxificante que además estimulará tu sistema digestivo. Además, puedes añadirle una ampolla detox por ejemplo con cardo mariano, diente de león y alcachofa, que son excelentes plantas depurativas y que ayudarán a tu hígado a trabajar con normalidad. Esto es importante, ya que durante las Navidades nuestro hígado tiene que trabajar el doble, por lo que no está de más una pequeña ayuda.

  1. Toma un desayuno sano y completo.

Un buen desayuno hará que permanezcas saciado durante más tiempo, y así evites la tentación de picotear entre horas o comer demasiados polvorones. Elige un desayuno sano, por ejemplo los copos de avena te proporcionarán una energía duradera, así como una tostada de salmón con aguacate, o un yogurt griego con frutas del bosque.

  1.  Bebe suficiente agua

Durante estas festividades los días están cargados de actividad, ya que son frecuentes las visitas a familiares o a diferentes eventos, y a menudo se nos olvida hidratar nuestro cuerpo. El consumo de agua es fundamental para nuestro tracto intestinal y evitar el estreñimiento. Además, durante estas fechas tendemos a consumir más cantidad de alcohol, por lo que no podemos olvidarnos de beber suficiente agua y así mantener nuestro cuerpo hidratado.

  1.  Intenta incrementar el consumo de probióticos

Alrededor de 100 billones de bacterias viven en nuestro intestino y éstas son fundamentales para la salud de nuestro sistema digestivo. Nos ayudan en la digestión, a absorber mejor los nutrientes y nos protegen contra amenazas externas (aproximadamente el 70% de nuestro sistema inmunitario se encuentra en el intestino). Yogures probióticos, el kefir, y los alimentos fermentados, son ricos en probióticos, por lo que intenta introducir alguna de estas opciones entre turrón y turrón. Otra opción a valorar son los suplementos con probióticos si te es difícil aportarlos mediante la dieta.

  1.  Hacer un día de descanso

Si nuestro itinerario navideño lo permite, sería conveniente hacer un pequeño parón y dedicar un día a descansar y a  comer ligero, si es posible sólo verdura o fruta. Esto nos ayudará a deshacernos de las toxinas acumuladas y darle un respiro a nuestra digestión, que ha estado trabajando más de la cuenta. Puede parecer un poco complicado, pero al final tu cuerpo te lo agradecerá y te ayudará a retomar la actividad festiva con más energía.

  1. Utiliza productos naturales; zumo de Aloe e infusiones

Por último, si sufres de acidez de estómago o de úlcera gástrica, puedes plantearte tomar Aloe Vera. Sí, has leído bien, el Aloe Vera también se bebe y es un remedio natural muy popular para las personas con reflujo gástrico y hernia de hiato. Y no te olvides de las infusiones, tus mayores aliadas y fáciles de preparar después de una comida. Por ejemplo, el boldo ayuda a la función de nuestro hígado y vesícula biliar, la manzanilla es muy útil si tenemos por ejemplo náuseas o problemas digestivos, y el jengibre es fundamental también para vómitos, náuseas y gases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *