Envio gratis 40€
Envío gratis 40€*
Excelente 4.82/5.00
Excelente 4.82/5.00
Entrega 24h (L. a V)
Entrega 24h (L a V)

Comprar probióticos

Probióticos naturales online al mejor precio

Los probióticos son aquellas bacterias beneficiosas para nuestro organismo, que mantienen el equilibrio de nuestra flora intestinal y nuestra salud digestiva. Además, está comprobado que una óptima presencia de probióticos influye en numerosas funciones, como la inmunidad y el control de las infecciones. Compra marcas de probióticos de calidad, y lee la etiqueta, para garantizar la cantidad correcta de probióticos, así como la diversidad y origen de las cepas.

Probióticos más vendidos

Todos los suplementos probióticos

Categoría
Marca
Necesidades

Mostrando 1–20 de 32 resultados

Preguntas frecuentes sobre Probióticos

A la hora de comprar un probiótico, lo primero es tener clara nuestra necesidad. Por ejemplo, si necesitamos un probiótico para ayudar en una situación concreta (colon irritable, helicobacter pylori, etc.), tenemos que asegurarnos que compramos un probiótico que contenga las cepas más recomendadas para esta condición. Si buscamos un probiótico para mejorar nuestra salud en general, compra productos que contengan más de 10 cepas, con suficientes Unidades Formadoras de Colonias (entre 15 y 100 billones), y marcas de calidad que garanticen la supervivencia de los probióticos (por ejemplo a través de cobertura entérica de sus cápsulas), tengan las cepas identificables en la etiqueta, y que se preocupen de conservar el producto en las mejores condiciones para asegurar su frescura.

A pesar de que no existe acuerdo sobre la mejor hora para tomar probióticos, sólo en casos en que los probióticos contengan protección entérica se deben tomar con el estómago vacío. Si no tienen protección entérica, lo más recomendable es tomarlos con las comidas, porque es cuando el pH del estómago es más alcalino y es un ambiente más parecido al del intestino, que es donde viven las bacterias. Además, en estos casos, los alimentos actúan como protector de las bacterias. De todas maneras, lo más recomendable es seguir las instrucciones que aparecen en la etiqueta del probiótico, donde se tienen que indicar de manera clara las direcciones de uso del producto.