tratamiento-natural-candida

La candidiasis, es una infección provocada por el hongo Candida Albicans, que puede afectar a hombres y mujeres por igual, en diferentes partes del cuerpo, siendo las más comunes la candidiasis bucal, vaginal y en la piel.

La Cándida, es un tipo de hongo, concretamente una levadura, que se encuentra en el cuerpo de manera natural. Cuando se mantiene a unos niveles controlados, no supone ningún riesgo para la salud. Pero cuando la Cándida prolifera demasiado en nuestro organismo, puede traspasar la pared intestinal, llegando al torrente sanguíneo y creando multitud de síntomas como; infecciones, candidiasis oral, cambios de humor y fatiga crónica entre otros.

bacterias en el intestino_guía mejores probióticosA menudo difícil de diagnosticar, el primer paso para limpiar el organismo de la Cándida es adoptar una dieta adecuada. Es fundamental eliminar los azúcares refinados y alimentos procesados, ya que éstos promueven el desarrollo de la Cándida, y sustituirlos por verduras frescas, proteínas magras y orgánicas, y cereales sin gluten como el arroz integral o el mijo. Aunque la fruta es muy beneficiosa en general, durante esta etapa de limpieza, es preferible no tomarla, ya que se transforma en azúcar en nuestro organismo, y el azúcar “alimenta” a la Cándida. Esto mismo ocurre con verduras ricas en almidón como la zanahoria, la patata y el guisante entre otros.

Además, hay una serie de productos naturales y suplementos que pueden ayudar a combatir la candidiasis. En esta Guía te contamos cuáles son:

Productos naturales para combatir la Cándida

Aceite de Coco

Aunque el Aceite de Coco es muy popular a la hora de cocinar, es mucho más que un ingrediente culinario. El Aceite de Coco es muy recomendado para tratar la Cándida de manera natural, por su contenido en ácido caprílico y ácido láurico. El ácido caprílico es un tipo de ácido graso saturado con propiedades antibacterianas, antifúngicas, antivíricas y antiinflamatorias. Por eso, no es de extrañar que se utilice como remedio natural para infecciones del tracto urinario, de la vejiga, gingivitis, enfermedades de transmisión sexual, y otras situaciones. Y por supuesto para combatir las infecciones de candidiasis.

El ácido caprílico contra la candidiasis

El ácido caprílico ayuda a reducir de manera natural la proliferación de la Cándida en el tracto gastrointestinal, ya que es capaz de penetrar las membranas del hongo, destruyéndolo. De hecho, podría ser más efectivo que algunos fármacos según un informe publicado en 2001.

Al ser completamente natural, el ácido caprílico no conlleva los mismos riesgos que los antibióticos o fármacos. Mientras que los antibióticos por ejemplo, también matan a las bacterias beneficiosas que conforman la flora intestinal, el ácido caprílico ayuda a mantener un equilibrio adecuado de probióticos. El producto Candisan de la marca de complementos alimenticios Sura Vitasan, es específico para tratar la candidiasis de manera natural, y además de contener 1,200 mg de ácido caprílico por dosis, contiene una serie de ingredientes naturales para combatir estos hongos; orégano, semilla de pomelo, ajo, etc. de los que explicaremos más a continuación.

Probióticos

Y hablando de la flora intestinal, durante los últimos años se ha publicado suficiente evidencia que confirma la importancia para la salud de los probióticos o bacterias “buenas” que habitan en nuestro organismo. Entre otras cosas, porque los probióticos ayudan a mantener a bacterias dañinas y hongos como la Cándida bajo control, posibilitando un correcto equilibrio de la flora. Y, al estar involucrados en los procesos digestivos, los probióticos impiden la acumulación de toxinas u otras partículas que puedan servir de alimento a hongos y levaduras.

Pero no sólo tienen importantes beneficios para nuestro aparato digestivo, sino que también influyen en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y en multitud de procesos fisiológicos.  Incluso, se están empezando a publicar investigaciones que relacionan enfermedades como la depresión y la ansiedad, con un desequilibrio de la microbiota, que es el conjunto de microorganismos (bacterias, virus y hongos) que habitan en nuestro organismo. (1)

Guia-sobre-los-mejores-probioticos-300x300

Estudios clínicos han mostrado que las bacterias del género Lactobacillus, concretamente Lactobacillus rhamnosus (GR-1) y Lactobacillus Reuteri (RC-14), consumidas de manera oral y diariamente, son especialmente efectivas para inhibir el crecimiento de agentes patógenos como la Cándida Albicans y evitar infecciones vaginales. Así se publicó en una investigación realizada en 2001 por la Universidad de Western Ontario (Canadá), donde ambas cepas demostraron su eficacia para mantener la salud de la microflora urogenital, tras 28 días de toma (2).

Otras cepas de probióticos que podrían resultar útiles para combatir la cándida, son  Lactobacillus acidophillus, Lactobacillus, Bifidobacterium longum, Bifidobacterium bifidum, Saccharomyces boulardi y Saccharomyces thermophilus, entre otros.

Aceite de Orégano

El Orégano (Origanum vulgare) es una planta comúnmente conocida como condimento culinario, pero además se lleva usando durante miles de años como remedio natural para múltiples afecciones.

El aceite esencial derivado del Orégano, es un potente producto natural para combatir infecciones, gracias a sus propiedades antivíricas, antibacterianas y antifúngicas. Por eso, el aceite esencial de orégano es un remedio popular para la Cándida. (3)

Además,  no conlleva los efectos secundarios  que pueden aparecer con el uso de antibióticos, como la destrucción de la flora intestinal, la permeabilidad del intestino, o un aumento del riesgo de la resistencia a los antibióticos.

El aceite esencial de Orégano, que se destila de la planta, contiene una alta concentración de sus principios activos, y se puede utilizar de manera tópica e interna. Entre estos principios activos, destacan el carvacrol y timol, que confieren al aceite de orégano sus propiedades antivíricas y antifúngicas, y diferentes antioxidantes.

A la hora de utilizar aceite esencial de orégano de manera interna, se puede encontrar en perlas o gotas, y como con cualquier complemento alimenticio hay que seguir las dosis y direcciones de uso. Busca productos de calidad, que sea aceite puro y no procesado ni alterado. Cuando se quiere utilizar sobre la piel, se puede mezclar con un aceite de base, como el de coco o almendras, para evitar irritaciones en la piel. Para uso interno también se pueden mezclar unas gotas con aceite de coco.

Extracto de Semillas de Pomelo

Al igual que el Aceite de Coco, el extracto de Semillas de Pomelo contiene una serie de compuestos naturales que ayudan a destruir a la Cándida; su contenido en vitaminas y antioxidantes es muy beneficioso para el sistema inmunológico y tiene acción reparadora de las células. Además, el extracto de semillas de pomelo puede ayudar a restaurar el pH natural del estómago, que es fundamental para combatir la enfermedad en el organismo.

Un estudio realizado en Polonia en 2001 con cepas extraídas de pacientes con síntomas de Cándida, constata que el extracto de semillas de pomelo al 33% tiene un potente efecto antifúngico y ayuda a frenar la infección. (4)

A la hora de comprar un suplemento a base de extracto de semillas de pomelo, lee bien los ingredientes para asegurar que no es un extracto adulterado con sustancias dañinas, y compra de marcas con buena reputación.

Arcilla Bentonita

Cuando se comienzan a hacer cambios en la dieta y a incorporar los suplementos para combatir la Cándida en el organismo, el hongo comienza a morir y necesita ser eliminado del organismo. La bentonita cumple esta función de limpieza, al rodear las toxinas y atraerlas,  facilitando su expulsión del tracto digestivo, boca y otras áreas del cuerpo.

Además de sus beneficios a la hora de eliminar sustancias tóxicas del organismo, la bentonita es interesante por su aporte nutricional, ya que contiene varios minerales como el calcio, magnesio, silicio, sodio, cobre, hierro y potasio.

Por último, la bentonita ayuda a la proliferación de los probióticos en el intestino, ya que al eliminar toxinas y metales pesados, las bacterias pueden desarrollarse en condiciones favorables.

Aceite de Árbol del Té

En El Búho Verde nos encanta utilizar el aceite de Árbol del Té (Melaleuca Alternifolia), porque es un remedio natural que se puede utilizar en muchas situaciones y que es muy eficaz. El Árbol del Té es un excelente remedio natural gracias a sus propiedades antivíricas, antifúngicas y antibacterianas, resultando muy útil para el acné, el pie de atleta, hongos en las uñas, infecciones en la piel, y salud bucal entre otras afecciones. Por eso muchas personas lo utilizan en su forma tópica para prevenir o combatir la candidiasis vaginal y en el pene. El Aceite de Árbol del Té es muy potente, por lo que se pueden diluir unas gotas con agua para aplicar la mezcla en la zona a tratar si fuera necesario para evitar la irritación en la piel.

Ajo

El Ajo es otro remedio natural muy recomendado, y se le considera como uno de los antibióticos naturales por excelencia, gracias a sus propiedades antibacterianas. Con varios beneficios para el organismo como la regulación de la tensión arterial, se puede encontrar como complemento alimenticio en perlas para facilitar su consumo.

Cardo Mariano

Las propiedades depurativas a nivel hepático de esta planta son de sobra conocidas. El Cardo Mariano se utiliza cuando se quiere desintoxicar el hígado de sustancias como el alcohol, o incluso de medicamentos. A veces, el exceso de toxinas o algunos fármacos, pueden promover el desarrollo de la Cándida, por eso el Cardo Mariano junto con una dieta depurativa, puede ayudar a tu organismo a recuperarse.

  • cola de caballo naturmil

    Cola de caballo en cápsulas

  • Extracto de cola de caballo, Pinisan

    Extracto de cola de caballo, Pinisan

¿Por qué se aconseja cambiar de dieta si se tiene Cándida?

Cuando se sufre una infección de candidiasis, hay que tener en cuenta lo siguiente:

1) Es necesario crear un ecosistema en nuestro organismo donde la Cándida no pueda sobrevivir, esto se consigue eliminando de nuestra dieta los compuestos que “alimentan” al hongo, y haciendo las sustituciones necesarias.

2) Hay que ayudar al organismo a expulsar el hongo y las toxinas.

3) Es importante nutrir nuestro cuerpo de probióticos, que ayuden a repoblar el intestino para mantener las bacterias patógenas y hongos bajo control, y darle un empujón a nuestro sistema inmunitario

La Cándida es un tipo de hongo unicelular dentro de la categoría de las levaduras. Y hay ciertos compuestos que se encuentran en los alimentos, como los azúcares y los carbohidratos procesados, que promueven su desarrollo.

Por eso, la primera medida fundamental para combatir una infección de candidiasis es “limpiar la dieta”, es decir sin alimentos procesados, y donde abunden las proteínas magras y las verduras frescas.

Limpiar nuestro cuerpo de la Cándida a través de la dieta

Dentro de la medicina complementaria y holística, existen diferentes curas de 1 a 2 días para limpiar nuestro cuerpo de la Cándida, tomando exclusivamente caldo de verduras (cebolla, ajo, apio, kale, sal marina y agua). A continuación se puede pasar a una dieta de sólo verduras durante 3 a 5 días, (preferiblemente cocinadas al vapor) y ensaladas de verduras de hoja verde, a las que se puede añadir aceite de coco y vinagre de manzana. En este punto, es preferible evitar verduras ricas en almidón como las zanahorias, patatas, boniatos, calabacín, etc. ya que pueden contribuir a aumentar los niveles de azúcar, y por lo tanto alimentar al hongo. Se puede tomar la bentonita para ayudar a eliminar la Cándida.

Si se quiere limpiar el organismo sin pasar por esta cura depurativa, se pueden hacer directamente las siguientes modificaciones en la dieta.

1) Eliminar, como hemos visto, los azúcares, alcohol y carbohidratos refinados de la dieta

2) Sustituir estos alimentos por verduras, si son orgánicas mejor. Cereales como la quinoa, la cebada o el amaranto, también se pueden consumir, aunque sin excederse. También, como hemos visto, hay que tener cuidado con las verduras ricas en almidón, que se podrían ir añadiendo a la dieta después de haber pasado la fase inicial de depuración.

3) Añade alimentos fermentados, ya que son ricos en probióticos. Estamos hablando por ejemplo  del kéfir, kombucha y el kimchi, que contribuirán al desarrollo de la microflora, tan necesaria para la salud intestinal, y de todo el organismo.

*Estas son sólo unas indicaciones generales, y ante la duda, sigue los consejos de tu médico o nutricionista, para adaptar tu alimentación según tu situación personal.

Conclusión

La Candidiasis es una infección causada por el hongo Candida Albicans, que ocurre cuando éste se desarrolla excesivamente en el organismo. Por eso, es fundamental ayudar a nuestro organismo a combatir la infección a través de la dieta y de un sistema inmunológico fortalecido.


Advertencias

  • Los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta equilibrada, variada y suficiente.
  • Desde El Búho Verde recomendamos que lleves una alimentación sana y un estilo de vida saludable y que consultes siempre con un profesional de la salud antes de tomar complementos alimenticios.
  • Las dosis de cada uno de los complementos deben ser personalizadas en función de parámetros como el estado nutricional de base, las carencias nutricionales personales, las enfermedades o síntomas de cada individuo, su edad, sexo y situación fisiológica, entre otros. Respeta siempre las dosis marcadas en el envase del producto, salvo indicación específica del profesional de la sal

Referencias

(1) HMP (Proyecto de Microbioma Humano) http://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/glossary/proyecto-de-microbioma-humano/

(2) Reid G, Beuerman D, Heinemann C, Bruce AW. [Probiotic Lactobacillus dose required to restore and maintain a normal vaginal flora]. FEMS Immunol Med Microbiol. 2001 Dec;32(1):37-41

(3) Braz J Microbiol [In vitro activity of origanum vulgare essential oil against candida species] . 2010 Jan-Mar; 41(1): 116–123.

Published online 2010 Mar 1. doi: 10.1590/S1517-838220100001000018

(4) Krajewska-Kułak E1, Lukaszuk C, Niczyporuk W. [Effects of 33% grapefruit extract on the growth of the yeast–like fungi, dermatopytes and moulds]. 2001;47(4):845-9.

Vanessa León García
Vanessa León es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo de la salud, nutrición y seguridad alimentaria. Vanessa colabora con El Búho Verde en la redacción de nuestros contenidos, y actualmente es educadora nutricional en talleres del Ministerio de Agricultura y Alimentación.