Envio gratis 40€
Envío gratis 40€*
Excelente 4.82/5.00
Excelente 4.82/5.00
Entrega 24h (L. a V)
Entrega 24h (L a V)

Productos para Bebé; higiene y suplementos

¿Por qué usar cosmética natural para el Bebé?

La higiene del bebé requiere de un cuidado especial, ya que su piel es muy delicada. Por eso, es importante elegir los mejores productos naturales, que sean respetuosos, con ingredientes 100% naturales y de marcas de referencia. Aquí encontrarás cosmética natural para bebé, como champús y geles, así como otros productos como crema de pañal y para la piel atópica.

Los mejores productos naturales para el bebé

Todos los productos naturales para el Bebé

[woocommerce_product_filter_category style="dropdown" exclude="marcas" data-placeholder="Todas"]
[woocommerce_product_filter_attribute show_thumbnails="false" style="dropdown" attribute="marca" placeholder="Todas"]
[woocommerce_product_filter_attribute show_thumbnails="false" style="dropdown" heading="Necesidades" placeholder="Todas" taxonomy="product_tag"]

Mostrando 1–20 de 31 resultados

Preguntas frecuentes sobre el cuidado del bebé

La piel del recién nacido es muy sensible y tiene que adecuarse poco a poco al medio aéreo para ganar fuerza. Por esta razón, es recomendable usar geles cuanto más tarde mejor, y que sean lo más naturales posibles para proteger el ph natural de la piel. En las primeras semanas se recomienda echar un chorrito de aceite de almendras en el agua del baño, ya que ayuda a hidratar la piel del bebé. También se pueden utilizar productos muy naturales como el gel de baño de Caléndula de Weleda.

La costra láctea es la forma coloquial de llamar a la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo en los bebés. Suele aparecer en la cabeza, pero hay veces que se extiende a la frente y la cara, detrás de las orejas o incluso en la zona del pañal, las axilas y en otros pliegues y hendiduras de la piel. Normalmente se manifiesta entre la segunda semana de vida y los 12 meses, y se desconoce la causa exacta. Investigaciones científicas apuntan a que se debe a varios factores, entre los que se encuentran una producción excesiva de la grasa propia de la piel  por parte de las glándulas sebáceas, o un hongo llamado “Malassezia” que se encuentra en la piel.

¿Cómo se reconoce la costra láctea?  Uno de los síntomas es la aparición de pequeñas zonas de costras en la cabecita del bebé. El tratamiento inicial es la hidratación del cuero cabelludo a través, por ejemplo, de aceite de almendras dulces. Se recomienda echar el aceite en la cabeza del bebé por la noche, y a la mañana siguiente masajearlo con un cepillo de cerdas blandas para que se vaya cayendo poco a poco la costra. No se debe utilizar nunca un peine por peligro de crear una herida al retirar la costra. Si las zona de afección se extiende a toda la cabeza y la hidratación no funciona es necesario consultarlo con el pediatra.