productos naturales para el estreñimiento,acidez y gases

Seguro que has oído hablar de productos como el zumo de Aloe Vera, el hinojo con sus increíbles propiedades y los famosos probióticos, esas bacterias buenas que ayudan a mantener la salud de nuestro intestino y de nuestro organismo en general. Estos son productos muy populares entre las personas que sufren de gases, acidez o estreñimiento crónico. Por eso, si tú tienes este tipo de trastornos del sistema digestivo, no te puedes perder esta guía, donde hablamos de éstos y otros productos naturales para eliminar los gases de manera natural, mejorar tus digestiones, conseguir regularidad si padeces de estreñimiento y ayudar con la acidez gástrica. Y recuerda que una alimentación saludable, en proporciones equilibradas y un estilo de vida activo y positivo, puede ayudarnos.

El aparato digestivo comprende un tubo largo que se prolonga desde la boca hasta el ano, pasando por el esófago, estómago e intestino delgado y grueso. Además, para su óptimo funcionamiento necesita de unas glándulas llamadas anejas, que son el hígado/vesícula biliar y páncreas y que son imprescindibles para un correcto proceso digestivo. Pero  este proceso digestivo no es sólo bioquímica, sino que intervienen también el sistema nervioso, segregando sustancias como la serotonina, que regulan el tránsito intestinal o el sistema endocrino, que segrega hormonas como la insulina.

Por lo tanto se trata de un proceso multisistema, en el que basta un fallo de uno de sus “engranajes” para que todo el conjunto pueda verse afectado.

Complementos para las digestiones pesadas y los gases

Sabemos lo incómodo que resulta y por eso te proponemos una serie de remedios naturales para los gases. Las personas que sufren este tipo de dolencias, tienen continuamente la sensación de plenitud gástrica, hinchazón o de estar  muchas horas haciendo la digestión. Son diferentes las causas que pueden producir este tipo de molestias: el abuso de bebidas con gas, falta o escasez de secreción de enzimas digestivas, comer demasiado deprisa y los excesos alimentarios, que suelen ser la causa más frecuente.

Repartir las tomas de alimentos en varias fracciones a lo largo del día (4 ó 5 comidas al día), masticar bien los alimentos, respetar los horarios sobre todo en las cenas (que deberían ser suaves) y realizarlas al menos 2 horas antes de ir a dormir, son algunos de los pequeños cambios que te proponemos realizar en tus hábitos para evitar este tipo de trastornos. También podemos encontrar productos naturales para aliviar los molestos síntomas y es que desde El Búho Verde hemos hecho una selección de remedios naturales y plantas que pueden ayudar a mejorar tus digestiones y a eliminar gases de forma natural.

Enzimas digestivas

Las  enzimas digestivas son sustancias proteicas capaces de “cortar” las cadenas largas presentes en los alimentos, en cadenas más cortas  para que nuestro cuerpo las pueda absorber más fácilmente. Estas enzimas (que actúan como tijeras) se encuentran de forma natural en la saliva, jugos gástricos y pancreáticos y en las secreciones intestinales. Si estas “tijeras naturales” no funcionan correctamente, tendremos problemas digestivos, gases e incluso intolerancias alimentarias.

Por otro lado, cuando no se realizan de forma conveniente los mecanismos de secreción de jugos gástricos por parte de nuestro cuerpo (hipoclorhidria) además de disminuir la efectividad de digestión de los nutrientes, disminuye también la barrera que evita la proliferación de bacterias patógenas. Estos microbios fermentan con facilidad los hidratos de carbono no digeridos, lo que provoca un aumento de hidrógeno (gases) lo que conlleva a su vez el aumento de la presión intra-abdominal.

Si quieres comprar enzimas digestivas, en el mercado de los complementos alimentarios puedes encontrarlas en forma de bromelaína y papaína o una combinación de ambas.

La bromelaína, es un complejo de enzimas, que se encuentra de forma natural en el tronco de la piña (Ananás comosus)  y que puede descomponer una amplia gama de proteínas. De la misma manera, la papaína, es una enzima digestiva que podemos encontrar en la papaya (Carica papaya), y que rompe las fuertes uniones de las proteínas.

Si sumamos  otras enzimas como las lipasas (descomponen las grasas) o las amilasas (hidrolizan los hidratos de carbono), esta acción conjunta, podría suplir de forma efectiva una deficiente secreción de jugos pancreáticos y digestivos y mejorar de forma notable el proceso digestivo, ayudándote con el problema de las digestiones lentas y pesadas y los gases.

Hinojo  (Foeniculum vulgare)

Planta natural de la región mediterránea,  de la que la parte utilizada en la fitoterapia tradicional son sus frutos, erróneamente denominados “semillas de hinojo”.

Estos frutos contienen fitosteroles y aceites esenciales, como el anetol o el estragol. Por eso, entre las propiedades del hinojo destacan su acción como eupéptica (mejora las digestiones) y espasmolítica (disminuye espasmos del tracto digestivo). Esta planta además tiene acción carminativa (ayuda a eliminar gases) con lo que nos ayuda a combatir la aerofagia.

Según la  EMA (Agencia Europea del Medicamento), como uso tradicional está indicado el fruto de hinojo en el tratamiento sintomático de los trastornos digestivos espasmódicos leves, incluidos la distensión abdominal y la flatulencia (1)

Jengibre  (Zingiber officinale)

El jengibre o kion, posee un  tallo subterráneo o rizoma, muy apreciado en gastronomía por su aroma y sabor picante. Los principios activos de esta planta se encuentran en este rizoma, que se puede consumir fresco, troceado o desecado y molido.

Entre los principios activos más importantes, encontramos ácidos orgánicos como los shogaoles o los gingeroles y aceites esenciales como el zingibereno.

Tradicionalmente el jengibre se ha utilizado como estimulante pancreático, para aumentar la producción de enzimas digestivas, favoreciendo así el proceso de la digestión.

También se ha utilizado como antibiótico natural, evitando la proliferación de bacterias patógenas (Helicobacter pylori) y favoreciendo una flora intestinal saludable.

Diversos estudios demuestran  la eficacia de la administración de rizoma de jengibre en polvo, en la disminución de náuseas y vómitos provocados por el embarazo o post-quirúrgicos (2)

La EMA acepta el uso establecido y tradicional del jengibre en la prevención de náuseas y vómitos, así como en el tratamiento  sintomático de trastornos espasmódicos leves del tracto gastrointestinal, como digestivo en casos de dispepsia (1)

Remedios naturales para la gastritis, ardores y acidez

La acidez gástrica es un malestar que todos hemos sufrido en algún momento tras alguna comida copiosa. Se transforma en un problema, cuando sentimos acidez de forma recurrente, ya que puede ser provocado por lo que llamamos reflujos gastroesofágicos. Esto se produce por un mal cierre de la válvula de entrada al estómago con lo que parte del contenido gástrico (ácido) regresa al esófago tras ingerir alimentos, provocando irritación y sensación de  quemazón en la zona de detrás del esternón. Son diversas las causas que provocan este reflujo, la causa más común suele ser la hernia de hiato, pero también el consumo de sustancias irritantes como tabaco o alcohol, comidas muy copiosas con alto contenido en grasa, especias picantes y sal o el estrés.

Eliminar alimentos irritantes, así como respetar los tiempos de digestión antes de ir a dormir e incluso practicar técnicas de relajación, son algunos de los consejos que te proponemos para reducir la acidez gástrica. También queremos poner a tu alcance soluciones que la naturaleza puede ofrecerte para volver  a disfrutar sin miedo en la mesa.

Zumo de Aloe Vera  (Aloe  vera)

Esta planta habitual ya en nuestro entorno, es originaria de África oriental y meridional y de algunos puntos de Asia.

De ella  utilizamos dos partes: la primera, es el acíbar, que es el zumo fresco obtenido de la incisión de la hoja, y la segunda es la fracción mucilaginosa o gel obtenida de la pulpa de las hojas. Entre los principios activos que encontramos en el jugo del aloe, destaca sobre todo la aloína, y otros compuestos como las antraquinonas libres o ácidos orgánicos como el cinámico.

La acción del acíbar en dosis de 10 a 60 mg / día tiene una acción de tónico digestivo, así como una acción colerético y colagoga (favorece la función hepatobiliar).

Diversos estudios demuestran que el zumo de aloe vera, administrado dentro de las dosis correspondientes, mejora los procesos inflamatorios de la gastritis, así como la histopatología en situaciones de úlcera gastroduodenal  o de colon irritable (3)

¿Qué zumo de aloe vera elegir?

Podemos encontrar multitud a Aloe vera en el mercado, pero debemos fijarnos en 3 factores principales, que son garantía de un Aloe vera de calidad:

  1. Que posea el sello IASC, sello de calidad, que certifica que se trata de un jugo 100% aloe vera, y que no se encuentra diluido con ningún otro compuesto.
  2. Los envases deben ser opacos, y estar correctamente precintados, para evitar la oxidación de sus compuestos tanto por la luz como por el oxígeno.
  3. El nivel de polisacáridos del jugo, debe oscilar entre 600 y 2000 mg / litro.

Esta es una de nuestras sugerencias de selección de producto de calidad pero en el mercado del Aloe vera existen multitud de marcas que también trabajan con aloe 100% puro, aunque no lleven el sello IASC.

Advertencias

  • No superar la dosis recomendada, ya que puede resultar irritante e incluso purgante llevando a diarrea. Aconsejamos consultar antes de su consumo con un profesional.
  • El aloe vera está dentro de las plantas consideradas  emenagogas, favoreciendo el flujo menstrual, y así mismo se encuentra dentro de las plantas que pueden resultar abortivas en caso de embarazo. NO CONSUMIR ALOE VERA EN CASO DE EMBARAZO O SI SOSPECHA QUE PUEDE ESTAR EMBARAZADA.

Carbonato de Magnesio

El carbonato de magnesio es un compuesto presente en la naturaleza en forma de mineral. Es una sal insoluble, que podemos tomar en polvo o formando parte de diferentes preparados. Al ser insoluble,  esta sal no se absorbe en nuestro organismo, con lo cual la eliminamos a través de la orina y las heces.

Al llegar al estómago, el carbonato de magnesio reacciona con los ácidos que allí se encuentran (ácido clorhídrico) y los neutraliza, formándose una emulsión protectora que cubre las mucosas, protegiendo los tejidos de la acidez y mejorando casos de úlceras gástricas e intestinales.

Asimismo se reduce el ácido en la luz del esófago, lo que disminuye la actividad de la pepsina, contribuyendo al control del reflujo gastroesofágico en la hernia de hiato y de la esofagitis  provocada por el reflujo (4)

Advertencias

  • El carbonato de magnesio al no ser absorbido por el aparato digestivo y no pasar al torrente sanguíneo, provoca  la salida de agua a la luz intestinal para paliar el aumento de ph, lo que provoca ablandamiento de las  heces y un suave efecto laxante. A grandes dosis puede provocar  diarreas por lo que es importante respetar la dosificación marcada en el etiquetado del producto.

Productos naturales para el estreñimiento

El estreñimiento es hoy en día uno de los problemas más frecuentes, que  padecen 1 de cada 3 personas en España, afectando especialmente a las mujeres. Puede ser algo puntual (por ejemplo, estreñimiento del viajero) o que afecte de forma permanente, ocasionando molestias  como gases, hinchazón abdominal, dolores o cólicos estomacales e incluso dolores de cabeza.

Las causas pueden ser múltiples: una alimentación pobre en frutas y verduras, cereales integrales, una baja ingesta de líquidos, falta de actividad física o el uso de determinados fármacos. También ciertas enfermedades como la diabetes o el hipotiroidismo, pueden afectar  provocando ralentización del peristaltismo intestinal.

En nuestro intestino, además de ser fundamental en el proceso de absorción de nutrientes, se encuentran una gran cantidad de neurotransmisores, con lo cual mantenerlo sano, con una buena flora, no solo favorecerá su buen funcionamiento si no que también nos aportará mayor vitalidad y equilibrio físico y emocional. En El Búho Verde puedes encontrar los remedios más naturales y efectivos para recuperar tu ritmo.

Probióticos  

Los microorganismos habitan en diferentes partes de nuestro cuerpo como en nariz, boca, genitales, piel e intestinos. En especial el intestino humano, alberga gran cantidad de estos microorganismos que conocemos como microflora o microbiota intestinal.

¿Qué son los probióticos? Los probióticos son definidos por la OMS como aquel microorganismo vivo, que administrado en cantidades adecuadas aporta un beneficio a la salud del huésped. Pertenecen  fundamentalmente a 2 grupos microbianos: los lactobacilos y las bifidobacterias.

Estos probióticos naturales mejoran la población de bacterias beneficiosas presentes en nuestro intestino, promoviendo su desarrollo. Además generan ciertas sustancias como bacteriocinas y agua oxigenada, que impiden el sobrecrecimiento y la colonización por parte de bacterias patógenas.

Son numerosos los estudios que avalan los beneficios de los probióticos para la salud, entre los que se encuentran  la modulación de la respuesta inmune, así como la prevención y reparación de daños en la mucosa provocados por distintos agentes como alérgenos alimentarios, antibióticos y organismos patógenos (5)(6)

Una microflora sana promueve una regularidad en el tránsito intestinal, mejorando situaciones de estreñimiento crónico, así como situaciones de diarrea, colon irritable o enfermedades inflamatorias intestinales (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa) (7)

En definitiva, tener una microflora sana  es fundamental  para tener una óptima salud digestiva, y para un estado saludable en general.

Prebióticos

Los prebióticos son un tipo de hidratos de carbono que nuestro intestino no puede digerir, y que tienen la capacidad de modificar de forma selectiva la flora intestinal ya que son utilizados por nuestras propias bacterias intestinales como sustrato alimenticio. Entre ellos cabe destacar los fructoologosacáridos (FOS), los galactooligosacáridos (GOS) y la inulina. Como prebióticos, estas fibras se convierten en alimento para las bacterias fermentativas beneficiosas que habitan en nuestro intestino (lo que denominábamos “microbiota”), ya que éstas sí pueden digerirlas y así crecer y multiplicarse de forma saludable (8)

Las fibras solubles como la inulina, captan agua  y ayudan a ablandar las heces, mejorando su movilidad a través del intestino, formando una especie de gel que evita daños en la pared intestinal.

Los FOS, mejoran casos de inflamación intestinal, el aprovechamiento de ciertos minerales como el calcio y el magnesio y reduce los niveles de colesterol y lípidos en sangre (9)

¿Qué complemento de probióticos y prebióticos escoger?

En el amplio mercado de los complementos podemos encontrar productos “prebióticos y probióticos” que se comercializan por separado. Pero lo más recomendable en casos de disfunción intestinal y estreñimiento crónico es que elijamos un producto simbiótico, es decir, aquel que combina ambos, bacterias vivas beneficiosas (probiótico) y fibras que sirven de sustrato a esas bacterias vivas que habitan el intestino (prebiótico)

Psyllium (Plantago ovata)

Nombre que recibe una planta herbácea que se encuentra en la zona mediterránea, también conocido como  llantén de arena.

El psyllium es rico en mucílagos, un tipo de fibra soluble que se encuentra principalmente en la cubierta de sus semillas. Estos mucílagos tienen la capacidad de absorber gran cantidad de agua, con lo que aumentan de tamaño y hacen que las heces se deslicen con mayor facilidad reduciendo el esfuerzo peristáltico y en consecuencia mejorando los problemas de estreñimiento. De igual modo se crea una capa blanda y gelatinosa, que recubre el tracto intestinal, con una acción suavizante y antiinflamatoria que resulta especialmente efectivo  e inocuo en casos de hemorroides o tras una cirugía anal o rectal (10)

A diferencia de otro tipo  de laxantes mecánicos, no produce irritaciones en las paredes intestinales, y no provoca retortijones, siendo su efecto laxante suave pero efectivo.

Nuestro aparato digestivo es nuestro  “motor vital”, no sólo donde generamos nuestra fuente de energía a través de los alimentos, sino también donde se alojan gran parte de nuestras emociones y la gran mayoría de nuestras defensas.  Desde el Búho Verde hemos elegido para ti la mejor gama de complementos naturales para ayudarte a que te cuides por dentro y así aumentar  tu bienestar físico y emocional, algo que sin duda se reflejará también por fuera.


ADVERTENCIAS:

  • Los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta equilibrada, variada y suficiente.
  • Desde El Búho Verde recomendamos que lleves una alimentación sana y un estilo de vida saludable y que consultes siempre con un profesional de la salud antes de tomar complementos alimenticios.
  • Las dosis de cada uno de los complementos deben ser personalizadas en función de parámetros como el estado nutricional de base, las carencias nutricionales personales, las enfermedades o síntomas de cada individuo, su edad, sexo y situación fisiológica, entre otros. Respeta siempre las dosis marcadas en el envase del producto, salvo indicación específica del profesional de la salud.

Fuentes bibliográficas guía sobre los mejores productos naturales para el sistema digestivo
  1. http://www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/
  2. Birgit M. DietzAtieh HajirahimkhanTareisha L. Dunlap, and Judy LBolton .Botanicals and Their Bioactive Phytochemicals for Women’s Health. Pharmacol Rev. 2016 Oct; 68(4): 1026–1073. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5050441/
  3. Werawatganon D, Rakananurak N, Sallapant S, Prueksapanich P, Somanawat K, Klaikeaw N, Rerknimitr R. Aloe vera attenuated gastric injury on indomethacin-induced gastropathy in rats. World J Gastroenterol. 2014 Dec 28;20(48):18330-7. doi: 10.3748/wjg.v20.i48.18330 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25561799
  4. Alfonso R.Genaro .” Remington Farmacia”. Vol.2. 20a ed. Uruguay: Ed. Médica Panamericana; 2003
  5. Sanders ME, Guarner F, Guerrant R, et al. (2013). An update on the use and investigation of probiotics in health and disease. Gut 62(5):787-796.
  6.  Weichselbaum E (2009). Probiotics and health: a review of the evidence. Nutrition Bulletin 34:340-373.
  7.  Hempel S, Newberry SJ, Maher AR, et al. (2012). Probiotics for the prevention and treatment of antibiotic-associated diarrhea: a systematic review and meta-analysis. Journal of the American Medical Association 307(18):1959-1969. http://www.sepyp.es/es/home ( Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos )
  8. Sabater-Molina M1Larqué ETorrella FZamora S.Dietary fructooligosaccharides and potential benefits on health. Department of Physiology, University of Murcia, Spain. J Physiol Biochem. 2009 Sep;65(3):315-28. doi: 10.1007/BF03180584 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20119826
  9. Ana M. Sahagún, José Vaquera, Juan J. García, Ángela P. Calle, María-José Diez, Nélida Fernández, Juan F. Loro, Hugo O. Portilla, Matilde Sierra. Study of the protective effect on intestinal mucosa of the hydrosoluble fiber Plantago ovata husk. BMC Complement Altern Med. 2015; 15: 298. Published online 2015 Aug 29. doi: 10.1186/s12906-015-0827-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4553002/