Envio gratis 35€
Envío gratis 35€*
Excelente 4.82/5.00
Excelente 4.82/5.00
Entrega 24h (L. a V)
Entrega 24h (L a V)

Ácidos grasos Omega 3 para tu bienestar

Existen 6 ácidos grasos Omega 3, estos son ácidos poliinsaturados esenciales, lo que implica que el cuerpo los necesita pero no puede elaborarlos y debe obtenerlos a través de los alimentos que ingerimos. De los 6 ácidos grasos Omega 3, los principales son el alfalinoléico (ALA), eicosapentaenoico (EPA) y el docosahexaenoico (DHA).

¿Cuáles son sus beneficios? Como características destacables de los ácidos Omega 3 podría decirse que tienen propiedades antiinflamatorias, dilatadoras de los vasos sanguíneos y reductoras de la formación de coágulos disminuyendo con ello el riesgo de infarto y sus consecuencias. Los ácidos grasos Omega 3 también ayudan a disminuir los triglicéridos, que son propensos a agruparse y formar coágulos. Los ácidos grasos Omega 3 también contribuyen a bajar la presión arterial. Por estas razones, el consumo de ácidos grasos Omega 3 es especialmente importante para aquellas personas con tendencia a contraer enfermedades cardiovasculares, bien por su condición genética familiar, nutricional por obesidad o patológica por diabetes.

El DHA está directamente relacionado con el buen funcionamiento del cerebro y con el desarrollo infantil, por esta razón, la leche materna es una de las fuentes más ricas en este ácido graso. De igual forma, el feto recibe un gran aporte durante la última parte de la gestación en la que se forman el cerebro y los órganos visuales, por lo que las mujeres embarazadas y los lactantes son los primeros interesados en obtener más ácidos grasos de este tipo.

Un incremento del consumo de Omega 3 podría mitigar la angina de pecho y reducir los riesgos del cáncer de colon, mama y próstata.

Otras propiedades de los ácidos grasos Omega 3 son su ayuda al tratamiento por depresión y déficit de atención.

¿De dónde se obtiene? Las principales fuentes de ácidos grasos Omega 3 son los pescados grasos o azules y el marisco. También podemos encontrar ácidos grasos Omega 3 de de origen vegetal como por ejemplo en nueces y otros frutos secos, y en aceites vegetales como el aceite de oliva. Hay que hacer notar que la cantidad de ácidos grasos Omega 3 presente en estos últimos es mucho menor que la que puedan aportar los pescados grasos.

Por lo general ingerimos una buena cantidad de ácidos grasos Omega 3 pero no suele ser suficiente para un estado de salud óptimo, por lo que este déficit puede ser mitigado tomándolo en forma de complementos alimenticios.
Las personas con riesgo de hemorragia y diabéticos deberán tener en cuenta que los ácidos grasos Omega 3 inhiben la coagulación y pueden incrementar el nivel de azúcar en sangre, por lo que antes de tomar complementos deberían consultar a un especialista.

Los ácidos grasos Omega 3 están estrechamente relacionados con los ácidos grasos Omega 6 ya que para un correcto funcionamiento del organismo debe existir una relación entre ambos. Actualmente se ingieren muchos más ácidos grasos Omega 6 que ácidos grasos Omega 3 en relación aproximada de 14:1, lo que puede incurrir en enfermedades del corazón, depresión o diabetes. La proporción adecuada estaría situada en 4:1 siendo 4 la proporción de ácidos grasos Omega 6 y 1 la proporción de ácidos grasos Omega 3. Para solucionar esta situación debe aumentarse la ingesta de alimentos que contengan más ácidos grasos Omega 3 o tomar complementos que ayuden a equilibrar la relación.

Alicia Navas
Fundadora de El Búho Verde, trabaja con los laboratorios de complementos alimenticios para traerte los productos naturales con las fórmulas más efectivas. Su misión también consiste en mantener una comunicación directa y fluida para asegurar el mejor servicio a los clientes de El Búho Verde.