Guía sobre tipos de Ginseng_El Búho Verde

El Ginseng es uno de los remedios herbales más populares , y su uso se extiende por todo el mundo. Con diferentes variedades, no todas tienen las mismas propiedades. Los principales tipos de Ginseng son el Ginseng Asiático o Coreano y el Ginseng Americano. También encontramos el Ginseng Siberiano, aunque este último no contiene el principio activo del ginseng, los ginsenósidos.

El Ginseng Americano (Panax Quinquefolis) que crece en Norte América, tiene propiedades calmantes, haciendo de ésta una planta útil para el insomnio y el estrés. También, tiene otros beneficios, como la mejora en la memoria y la tensión arterial. El Ginseng Coreano o Asiático (Panax Ginseng) es más estimulante y se usa tradicionalmente como energizante, para mejorar la función cognitiva y el sistema inmunológico. Y es muy popular entre los hombres para la disfunción eréctil. Por último, tenemos el Ginseng Siberiano (Eleutherococcus Senticosus), cuyos componentes ayudan al sistema inmunológico, aportan energía, y ayudan a reducir la glucosa en sangre. Este tipo de Ginseng crece en el noreste asiático.

1. El Ginseng Coreano o Asiático

El Ginseng Coreano o Ginseng Asiático, (Panax Ginseng) es una hierba medicinal procedente de China y Corea, cuyo uso se remonta a miles de años en el este asiático. Ingrediente  fundamental en la medicina tradicional china, donde se ha usado como energizante, en casos de anorexia, palpitaciones, insomnio, impotencia, hemorragias y diabetes, los estudios modernos han analizado sus componentes y sus áreas de actuación. Éstas llegan al sistema nervioso central y al sistema inmunológico.

La Agencia Europea del Medicamento aprueba su uso para luchar contra la astenia y los síntomas de la fatiga.

Entre sus componentes encontramos los ginsenósidos, polisacáridos y péptidos. Los ginsenósidos son sus principales ingredientes activos, y destacan por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antiapópticas (previene la muerte celular), y estimuladoras del sistema inmune.

Ginseng rojo para la disfunción eréctil en hombres

El Ginseng que se cultiva en Corea, puede ser clasificado en tres categorías, dependiendo del proceso por el que atraviesan:

  • Ginseng fresco (menos de 4 años)
  • Ginseng blanco (de 4 a 6 años, y secado después de pelado)
  • Ginseng rojo: considerado como el más potente de los ginsengs coreanos, se recoge a los 6 años, y no se quita la piel antes de ser cocido al vapor, o sometido a calor. Posteriormente se seca. Durante el proceso de cocción al vapor, el ginseng se gelatiniza, lo que incrementa su contenido en saponinas.

Tradicionalmente, el Ginseng Rojo se ha utilizado para mejorar el bienestar, por eso suele ser considerado como una planta adaptógena. Otra de las 

propiedades que se le atribuyen sería la de mejorar la función sexual en hombres, siendo éste uno de sus usos más extendidos. Se cree que esto es debido a su contenido en ginsenósidos, que actúan como testosterona en el organismo.

Hombre sonriendo guía sobre tipos de Ginseng_El Búho Verde

El análisis de siete estudios clínicos (1), sugiere la eficacia del Ginseng Rojo para el tratamiento de la disfunción eréctil, aunque se recomiendan más estudios rigurosos para obtener conclusiones definitivas.

En uno de los estudios analizados participaron un total de 45 personas (2). Los pacientes a los que les fue administrado el Ginseng Rojo, experimentaron una mejora significativa en los marcadores (penetración y mantenimiento de la erección), en comparación con los que recibieron el placebo. Además, un 60% contestaron que el Ginseng Rojo les había ayudado a mejorar la erección. La dosis de Ginseng rojo utilizada en este estudio fue de 900 mg, administrada 3 veces al día durante 8 semanas. Además, el Ginseng Coreano o Asiático se utiliza para estimular el sistema inmunológico y la función cognitiva, como la capacidad de concentración y el aprendizaje. También se está estudiando su efecto en pacientes con Alzheimer.

¿Funciona el Ginseng coreano rojo en mujeres?

El Ginseng rojo tiene un efecto beneficioso en la función sexual femenina gracias a su efecto positivo en la producción de hormonas. Este se debe a sus principios activos, los ginsenósidos.  Además, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiedad, es un suplemento útil para potenciar la líbido y excitación en mujeres, tal y como se demostró en un estudio con placebo en mujeres con menopausia (3).

2. El Ginseng Americano

El Ginseng Americano o Panax Quinquefolis, es uno de los remedios herbales más populares en los Estados Unidos. Esta planta que crece principalmente en Norte América, ha sido usada por los nativos americanos durante siglos. El Ginseng Americano tiene propiedades medicinales interesantes, gracias a los ginsenósidos que se encuentran en la raíz, así como los polisacáridos. El Ginseng Americano tiene un perfil diferente de ginsenósidos que el Ginseng Coreano, y presenta resultados prometedores en la mejora sobre la memoria y la función cognitiva (4), cuando se consume regularmente.

Asimismo, tiene un efecto calmante,  y ayuda en trastornos como la colitis, los vómitos, el insomnio y las infecciones respiratorias (5).

Por otro lado, también se ha sugerido su habilidad para prevenir el cáncer, gracias a su papel protector frente al estrés oxidativo y los radicales libres. Otro beneficio está relacionado con la presión arterial alta, ya que el Ginseng Americano influye positivamente en la rigidez en las arterias, resultando útil para las personas que tengan riesgo de enfermedad coronaria.

3. El Ginseng Siberiano

El Ginseng Siberiano (Eleutherococcus Senticosus) es en realidad  un pariente lejano del Ginseng Coreano y Americano, ya que no pertenece a la familia Panax. Contiene principios activos diferentes de los ginsenósidos, llamados eleuterósidos.

Tradicionalmente se usa para estimular el sistema inmunológico ya que, como el Ginseng Coreano, promueve la producción de células T (tipo de glóbulo blanco) (6). 

Diversos estudios muestran como el Ginseng Siberiano reduce la duración y severidad de los resfriados. Asimismo, se suele utilizar por sus propiedades adaptógenas, esas que ayudan a nuestro organismo a lidiar con situaciones de estrés, ya sean físicas, emocionales o mentales.

El Ginseng Siberiano tiene además la capacidad de reducir los niveles de azúcar en sangre, gracias a su contenido en eleuterósidos. Estas son las conclusiones extraídas en un estudio donde se compararon los efectos del Ginseng Coreano y el Ginseng Siberiano en pacientes con diabetes. Mientras que el Ginseng Coreano no mostró cambios significativos en los marcadores, el Ginseng Siberiano mostró una serie de beneficios en pacientes con diabetes tipo 2, como el descenso constante de la glucosa, que resultó bastante significativo a los tres meses de empezar a tomarlo (7).

Ginseng Coreano, Ginseng Americano y Ginseng Siberiano son las variedades principales dentro de las plantas denominadas Ginseng. El Ginseng Siberiano, no pertenece a la familia Panax, y tiene diferentes propiedades que sus primos lejanos. En todo caso, a la hora de elegir un suplemento de Ginseng será importante tener en cuenta las propiedades de cada tipo, y la situación individual de salud de cada persona.

Fuentes utilizadas en la Guía sobre los diferentes tipos de Ginseng

(1) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2561113/

(2) https://www.jurology.com/article/S0022-5347(05)64298-X/abstract

(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20141583

(4) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2952762/

(5) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1266327/

(6) http://europepmc.org/abstract/med/2963645

(7) http://pubs.sciepub.com/ijcn/1/1/2/