cuál es la mejor cúrcuma

El extracto de cúrcuma (Curcuma longa), es sin duda uno de los productos naturales que está más en alza en el mercado de los suplementos nutricionales. Procedente de La India, donde se utiliza como especia, es un producto natural de uso milenario en la Medicina Tradicional China y en el Ayurveda, para ayudar en diferentes trastornos, como dolores estomacales y colesterol alto, entre otros.

Pero sin duda la cúrcuma es conocida por sus propiedades antiinflamatorias, y por eso se utiliza en casos de artritis, colitis y síndrome del colon irritable.

La curcumina es el principio activo de la cúrcuma procedente de la raíz de la planta (Curcuma longa). La curcumina es insoluble en agua, por lo que hay que tomarla en grandes cantidades para poder obtener algún beneficio. Además, su absorción es muy baja, ya que menos del 1% es absorbida en el tracto intestinal y es eliminada por nuestro organismo, imposibilitando que cumpla con su misión, por lo que ha generado bastante escepticismo entre los expertos (1).

Por eso, muchas marcas de complementos alimenticios han centrado sus esfuerzos en desarrollar productos que puedan ser absorbidos, y así maximizar su eficacia. Esto se puede lograr incluyendo en el producto ingredientes como la pimienta negra, que mejora la biodisponibilidad de la cúrcuma, o utilizando tecnología avanzada para mejorar la fórmula del producto. También, como la curcumina es liposoluble, es buena idea tomarla con una comida rica en grasas, para facilitar su absorción.

Formas de aumentar la biodisponibilidad en los suplementos de cúrcuma

¿Qué es la biodisponibilidad?

La biodisponibilidad es el grado en el que un nutriente está disponible para su absorción y uso por el organismo. Es un concepto fundamental en la nutrición. Como veíamos, la cúrcuma es de difícil absorción y baja biodisponibilidad. Por eso, se han llevado a cabo diferentes investigaciones con el objetivo de encontrar fórmulas que aumenten dicha biodisponibilidad y así poder aprovechar los beneficios de la cúrcuma.

Cúrcuma con Pimienta negra

La piperina es el principio activo del fruto de la pimienta negra (P. longum). Este alcaloide se conoce especialmente por su capacidad para aumentar la biodisponibilidad de una amplia variedad de nutrientes. En términos generales, esto es posible porque la piperina inhibe algunas enzimas clave para el metabolismo, mejora la absorción mediante la estimulación de aminoácidos clave, e impide la eliminación de sustancias en las células (2).

En el caso de la curcumina, varios estudios han demostrado cómo la piperina ayuda en su absorción. Uno de ellos, publicado en Planta Med en 1998, demuestra cómo la biodisponibilidad de la curcumina en humanos aumenta en torno a un 2,000% si ésta se toma con piperina (3). 

Otro estudio más reciente, publicado por Neurotoxicity Research en 2011, señala cómo administrando piperina con curcumina, se aumentan los efectos de ésta en dosis de 25 mg/kg, pero no en una dosis mayor de 50 mg/kg. Esto sugiere que la cantidad consumida influye en la biodisponibilidad.

Algunas fórmulas patentadas de Cúrcuma

  • Longvida® (Composición 20% curcumina, 80% fosfolípidos)

longvida cúrcumaLongvida es una formulación patentada por la Universidad de Los Ángeles-California (UCLA) que afirma ser 65 veces más biodisponible que la curcumina sola. Esta patente es utilizada por diversas marcas de complementos alimenticios, ya que aumenta la biodisponibilidad de la curcumina mediante su encapsulación con fosfolípidos, como lecitina y ácidos grasos.

Longvida cuenta con  bastantes investigaciones a sus espaldas, así como con estudios clínicos para evaluar su eficacia en la absorción de la curcumina. Uno de ellos realizado en adultos sanos y publicado en 2010 en Journal of Agricultural Food Chemistry, muestra cómo cuando la curcumina  se administró sola, ésta no se detectó en el plasma, mientras que cuando se administró  en combinación con fosfolípidos, se vio una concentración media de curcumina de 22,43 ng/mL (4).

Además, Longvida ha demostrado su capacidad para cruzar la barrera hematoencefálica, por lo que se presenta como una buena opción para usar en investigaciones sobre enfermedades neurológicas, lesiones cerebrales o incluso el Alzheimer.

  • Meriva® (Composición 20% curcumina, 80% fosfolípidos)

Como la anterior, esta es una marca del  laboratorio italiano Indena, que desarrolla productos nutricionales.

Uno de los extractos de cúrcuma más estudiados, Meriva incorpora el ingrediente llamado Fitosoma, y utiliza fosfolípidos para aumentar la biodisponibilidad. Estos fosfolípidos son derivados de la soja, lo que los hacen diferentes de aquellos contenidos en Longvida. La biodisponibilidad  de Meriva, según la propia empresa está en un aumento del 2,900% de absorción de los curcuminoides, que pueden incluir otros aparte de la curcumina.

Meriva ha sido sometido a estudios  en pacientes con osteoartritis de rodilla, que experimentaron una mejora de la función articular y un descenso del dolor al final del tratamiento. Por eso, esta misma investigación concluye que Meriva es un compuesto seguro y efectivo para el tratamiento complementario de esta enfermedad, y que contribuye a un mejor control de la osteoartritis,  a mejorar la calidad de vida de los pacientes y a un menor uso medicamentos antiinflamatorios.

  • Curcumina complexada Curarti®

El laboratorio español de complementos alimenticios Plameca, ha desarrollado la curcumina complexada Curarti®, cuya fórmula permite que el principio activo penetre la pared intestinal. Su formulación combina curcumina y β-ciclodextrina, una sustancia obtenida mediante el tratamiento biotecnológico del almidón. Esta molécula aloja a la curcumina en su interior, permitiendo que ésta llegue a nuestro organismo para que cumpla su misión (5).

La curcumina complexada Curarti® se encuentra en todos los productos de la gama Curarti® de Plameca para la salud osteoarticular. En términos de equivalencia, un comprimido de Curarti® Forte, es equivalente a 120,000 mg de polvo de raíz de cúrcuma longa, y a 4,800 mg de su principio activo curcumina.

Beneficios de la cúrcuma

La inflamación es importante para nuestro cuerpo, ya que ayuda a combatir agentes patógenos, y a reparar daños. Pero cuando ésta se convierte en inflamación crónica, esto supone un riesgo importante para la salud.

Diferentes avances muestran cómo la inflamación juega un papel fundamental en multitud de enfermedades crónicas, como enfermedades cardiovasculares, cáncer, síndrome metabólico y enfermedades degenerativas. Por lo que, la búsqueda de una sustancia que pueda combatir la inflamación es de suma importancia, especialmente si ésta es natural y no presenta efectos secundarios.

café con cúrcumaSin duda la actividad antioxidante de la cúrcuma, además de sus propiedades antiinflamatorias, es de gran importancia; el daño oxidativo es uno de los factores detrás del envejecimiento, y de muchas enfermedades. Los causantes son los radicales libres, moléculas altamente reactivas que dañan sustancias orgánicas como los ácidos grasos, las proteínas e incluso el ADN.

La curcumina es una sustancia bioactiva que combate la inflamación a nivel molecular y que además, es un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres gracias a su estructura química. También promueve la actividad de las enzimas antioxidantes en nuestro organismo, por lo que podemos decir que tiene doble acción antioxidante.

Beneficios de la cúrcuma en la artritis

La artritis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de las articulaciones. En la actualidad, se han llevado a cabo estudios que muestran cómo la curcumina puede ayudar a aliviar sus síntomas. Un estudio piloto realizado en 2012 muestra cómo la curcumina puede ser más efectiva que algunos medicamentos antiinflamatorios en casos de artritis reumatoide y sin efectos secundarios (6).

Estos resultados son prometedores, y animan a seguir investigando para validar las conclusiones obtenidas hasta el momento.

Conclusión

La cúrcuma (Curcuma longa) lleva usándose durante miles de años en Asia, como alimento y también para tratar diferentes condiciones de manera natural. En la actualidad, la ciencia ha confirmado sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que la ha convertido en un remedio popular para ayudar en enfermedades como la artritis, y otras de tipo crónico. A la hora de buscar un complemento alimenticio de cúrcuma, es importante asegurar la biodisponibilidad del producto, para garantizar su eficacia. Compuestos naturales como la pimienta negra o fórmulas patentadas, hacen que la curcumina sea mejor absorbida por nuestro organismo y pueda cumplir con su cometido.

 

Fuentes utilizadas en la Guía

(1) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27683187

(2) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3634921/#b8

(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9619120/

(4) https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf9024807

(5) https://www.plameca.com/curarti-forte/

(6) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22407780