remedios-naturales-para-la-circulacion-de-las-piernas-700x467

Además de cuidar nuestra circulación principal, la que afecta al corazón y los grandes vasos sanguíneos, debemos prestar atención a la llamada circulación periférica, es decir, aquella que irriga las partes más distales de nuestro organismo llegando hasta el dedo gordo del pie y de las manos. Cuando el retorno venoso no funciona correctamente (la sangre debe volver al corazón para volver a oxigenarse) pueden aparecer trastornos vasculares periféricos como las varices o las arañas vasculares, las piernas cansadas ne inflamadas (edema) o la flebitis y las hemorroides. Y es que muchos trabajos exigen permanecer muchas horas de pie pero de forma estática o muchas horas sentados (delante de un ordenador o en un coche, por ejemplo). Pero tranquilo, la naturaleza ofrece soluciones. Aquí te exponemos una serie de productos naturales para mejorar la circulación de las piernas y prevenir varices y hemorroides.

Rusco (Ruscus aculeatus)

Pequeña planta arbustiva  de Europa central y meridional. Parte utilizada de la planta, el rizoma y las raíces.

Entre los principios activos, encontramos saponósidos como la ruscogenina, sales de potasio, flavonoides como el rutósido y el hesperidósido. Contiene un 2,5% de saponósidos totales, expresados en ruscogeninas.

A nivel del sistema vascular, esta planta produce una intensa acción sobre el sistema venoso y capilar debido esencialmente a la ruscogenina, ya que influye directamente sobre los receptores adrenérgicos, aumentando la liberación de noradrenalina y estimulando su actividad, lo cual provoca la contracción del músculo liso de las venas y mejora la circulación venosa. Se considera un flebotónico útil en el tratamiento de varices, hemorroides y todo tipo de insuficiencia  venosa como la pesadez de piernas, hormigueos o hinchazón de tobillos.

Las indicaciones aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento, como uso tradicional en el alivio de molestias y sensación de pesadez de piernas asociadas a trastornos venosos leves, alivio de la sensación de picor y quemazón asociada a las hemorroides.

El producto Vita Woman Piernas Ligeras de Eladiet es un producto natural muy efectivo que contiene en un comprimido casi 20 veces más rusco que otros productos similares indicados para mejorar la circulación.

Ginkgo Biloba

Árbol  originario  de China, de gran longevidad, se han localizado ejemplares de más de 2500 años de antigüedad, por lo que se le ha llegado a denominar “fósil viviente”. Entre los compuestos que encontramos en sus hojas, están 2 componentes bioactivos principales: glucósidos flavonoides y lactonas de terpeno, junto con los ácidos ginkgólicos A, B y C, además de aminoácidos, vitaminas  C y B1 y minerales como el potasio, fósforo o calcio.

Los flavonoides que contiene son los responsables de las propiedades del ginkgo biloba. Poseen un efecto vasodilatador a nivel arterial y vasoconstrictor a nivel venoso por lo que mejora la capilaridad de los vasos sanguíneos, lo que se traduce en una mejora el riego de los tejidos. Los ginkgólidos evitan la coagulación de la sangre mediante la inhibición de la agregación plaquetaria (PAF), evitando así que se formen coágulos  o trombos (7)

¿Qué cantidad de gingko biloba debo tomar?

Una mala circulación en los miembros inferiores puede causar dolores y cansancio y ser la causante de enfermedades como la claudicación intermitente. El uso de ginkgo al producir una vasodilatación arterial, mejoraría éste tipo de dolencias. La dosis recomendada de ginkgo biloba es de mínimo unos 120 mg al día repartido en 3 tomas por lo que debes buscar complementos naturales que trabajen con esta dosificación.

Asimismo, el extracto de ginkgo aumenta también la capacidad de captación de glucosa y oxígeno en el cerebro, y es un reconocido neuroprotector (8) Numerosos estudios avalan su uso como protector frente a enfermedades  como la demencia senil, los acúfenos o la sordera, al mejorar la circulación de los capilares cerebrales.

En estos casos los estudios  realizados a nivel neurológico  utilizan dosis no inferiores de 240 mg al día, repartidos en 3 tomas.

Vid roja (Vitis vinífera)

Esta  planta leñosa, puede encontrarse en una amplia zona de la cuenca mediterránea, desde España hasta el Cáucaso. Se utilizan, para uso medicinal, sobre todo las hojas, pero a veces también se usan los frutos y las pepitas.

Entre la riqueza en  componentes de la vid roja, encontramos flavonoides como la quercetina o la rutina, compuestos fenólicos como el resveratrol, carotenoides como la luteína o zeaxantina, así como vitaminas C o del grupo B.

Es especialmente notoria su acción vitamínica P (acción protectora y tónica sobre los capilares venosos, y en la regulación de la circulación sanguínea), además de ser un potente astringente.

La vid roja posee también propiedades  hemostáticas (mecanismo que controla una correcta fluidificación de la sangre), venotónicas y antiagregantes, por lo que previene la formación de trombos, responsables de muchos accidentes cardiovasculares (9)

¿Cómo escoger un buen complemento venotónico?

Las plantas con acción venotónica son aquellas que favorecen el retorno de la sangre hacia el corazón, mejorando la microcirculación periférica. Para notar los efectos positivos que tienen estas plantas que te acabamos de describir, lo ideal es buscar complementos alimenticios que trabajen con la combinación de todas ellas (y alguna más) ya que en este caso “la unión hace la fuerza”. Por eso en el mercado de los complementos la mayoría de las casas del sector trabajan con productos que combinan varias plantas medicinales y son estos productos los que debes adquirir.


ADVERTENCIAS:

  • Los productos que contiene ginkgo biloba se deberán usar con precaución en todos los pacientes tratados con anticoagulantes y antiplaquetarios o trombolíticos, incluida la aspirina.
  • Los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta equilibrada, variada y suficiente.
  • Desde El Búho Verde recomendamos que lleves una alimentación sana y un estilo de vida saludable y que consultes siempre con un profesional de la salud antes de tomar complementos alimenticios.
  • Las dosis de cada uno de los complementos deben ser personalizadas en función de parámetros como el estado nutricional de base, las carencias nutricionales personales, las enfermedades o síntomas de cada individuo, su edad, sexo y situación fisiológica, entre otros. Respeta siempre las dosis marcadas en el envase del producto, salvo indicación específica del profesional de la salud.
Vanessa León García
Vanessa León es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo de la salud, nutrición y seguridad alimentaria. Vanessa colabora con El Búho Verde en la redacción de nuestros contenidos, y actualmente es educadora nutricional en talleres del Ministerio de Agricultura y Alimentación.