Guia sobre el Zinc y sus formas El Búho Verde

El Zinc es un mineral o micronutriente responsable de muchas funciones en el organismo, del que sólo se necesitan pequeñas cantidades para conseguir beneficios en la salud. La fuente principal de obtención del Zinc es a través de los alimentos, como la carne roja, el pollo, las ostras y el pescado. También se puede encontrar como suplemento nutricional para la caída del cabello, para fortalecer el sistema inmunológico y ayudar en trastornos intestinales, entre otros. En esta guía te explicamos cuál es el mejor Zinc, para qué sirve, y cómo tomarlo para poder beneficiarnos de sus propiedades. 

Propiedades del Zinc

El Zinc es esencial para la salud del sistema inmunológico, para promover el crecimiento durante la infancia, para combatir la diarrea y para tratar algunos trastornos crónicos de la piel. Y no podemos olvidar que el Zinc es un potente antioxidante y protege a nuestro organismo frente al daño oxidativo. Está de sobra comprobado cómo la acción de los antioxidantes ayuda a reducir la inflamación y juega un papel fundamental en la prevención de las enfermedades crónicas, como por ejemplo la diabetes.

  • El Zinc para el sistema inmunológico

El Zinc tiene un papel primordial en la activación de los linfocitos, que son las células que controlan y regulan las respuestas del sistema inmunológico, y atacan a las células “malas”, infecciones y microorganismos extraños. Por eso, las personas con deficiencias de este mineral, son más susceptibles a la acción de agentes patógenos y virus. Según se ha comprobado (1), el Zinc puede ayudar a acortar los síntomas de gripes y constipados si se toma cuando éstos empiezan a aparecer.

  • Uso tópico del Zinc para la salud de la piel

También, el Zinc juega un importante papel en la salud y estructura de los tejidos, y las personas que sufren de úlceras o heridas crónicas suelen presentar bajos niveles séricos de este mineral. Estos pacientes, pueden beneficiarse del Zinc en su uso tópico en la forma de geles y pomadas para promover la sanación de las heridas.

  • El Zinc para la degeneración macular

Por otro lado, el Zinc ha demostrado ser útil en casos de degeneración macular, que es una de las causas principales de pérdida de visión en la edad madura. Así se desprende de un estudio sistemático (2) que se realizó con el objetivo de evaluar la evidencia existente del Zinc como prevención y tratamiento de la degeneración macular asociada con la edad.  Las conclusiones afirman que un suplemento de Zinc podría ser útil para frenar la progresión de la degeneración macular que se encuentra en estado avanzado. Sin embargo, también se señala que el Zinc por sí solo podría no ser suficiente para producir resultados clínicos importantes en parámetros como la agudeza visual.

  • El Zinc para el control del azúcar en pacientes con diabetes

Otro campo que ha captado el interés de los investigadores, es su papel en el control de los niveles de azúcar en pacientes con diabetes, ya que parece que el Zinc aumenta la sensibilidad a la insulina posibilitando el transporte de glucosa a las células.

  • Beneficios del Zinc para la caída del cabello

La salud del pelo es otro uso muy extendido del Zinc como complemento alimenticio, y muchas personas, sobre todo hombres, toman suplementos de zinc para fortalecer el cabello y frenar su caída. De hecho, varios estudios muestran cómo las personas que sufren de alopecia areata, efluvio telógeno y también de alopecia androgenética (3), tienden a tener niveles más bajos de Zinc en sangre. Las investigaciones señalan que los pacientes de alopecia areata con bajos niveles séricos de Zinc, pueden beneficiarse especialmente de los suplementos de Zinc. 

Además, hay que tener en cuenta que el Zinc actúa como inhibidor de la 5-alfa reductasa. Sin  meternos demasiado en detalles técnicos, esto significa que el Zinc inhibe la transformación de testosterona en dihidrotestosterona, un potente andrógeno que está asociado con la caída del cabello y el agrandamiento de la próstata.  Por todas estas razones, el Zinc se ha aceptado comúnmente como suplemento para la caída del cabello.

Cómo tomar Zinc

A la hora de tomar suplementos de Zinc, conviene tener en cuenta los diferentes tipos o formas de Zinc, y también las necesidades individuales de cada persona en base a su dieta y condiciones de salud.

Las distintas formas de Zinc, contienen diferentes cantidades de Zinc elemental, que se refiere al peso de la molécula de Zinc. Es importante diferenciarlo del peso elemental, que es el que se suele mostrar en las etiquetas de los productos.

Las necesidades diarias o Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de Zinc se establecen según la edad, el sexo y situaciones específicas como la lactancia y embarazo. Se recomiendan  10 mg para la población en general adulta, y entre 6-9 mg en niños, según la Normativa 2008/100/CE 28 de octubre de 2008.

Tipos de Zinc

Formas de Zinc Queladas:

Los niveles de absorción del Zinc por nuestro organismo varían dependiendo de la forma en la que sea administrada, ya que no todos los tipos de Zinc se absorben igual. En el mundo de los complementos alimenticios podemos encontrar minerales en su forma quelada, que es un proceso en el que el mineral se une a otra sustancia orgánica para aumentar su concentración y hacerlo más  absorbible. Aunque falta consenso sobre cuál es la forma más segura y efectiva, al igual que otros minerales como el Magnesio,  el Zinc también se puede encontrar en su forma quelada como complemento alimenticio.

  • Gluconato de Zinc

Un suplemento de Zinc quelado muy popular, el Gluconato de Zinc consiste en Zinc unido a ácido glucónico, resultado de la fermentación de la glucosa. El Gluconato de Zinc   contiene aproximadamente 14% de Zinc elemental, con lo que una cápsula de por ejemplo 30 mg aportaría 4,2 mg de Zinc elemental. Esta es una cantidad más baja en comparación con otras formas como el Picolinato de Zinc, y con una biodisponibilidad menor según “The Global Healing Institute” en Estados Unidos.

  • Picolinato de Zinc

Otra forma de Zinc quelada con ácido picolinado, es una de las formas de Zinc de mayor absorción. Durante la digestión, el ácido picolinado es segregado por el pancreas al intestino delgado, donde se une a los minerales como el Zinc para facilitar su absorción, por eso es muy efectivo cuando está presente en los suplementos nutricionales.

En un estudio realizado con 15 pacientes durante 4 semanas, se quisieron comparar los niveles de absorción del Picolinato de Zinc, del Citrato de Zinc y del Gluconato de Zinc. Al final del estudio se comprobó que los niveles de Zinc subieron considerablemente en aquellas personas a las que se les había administrado el Picolinato, mientras que los que recibieron el citrato, el gluconato y el placebo, no experimentaron un cambio significativo en sus niveles de Zinc. (4)

  • Orotato de Zinc

El Orotato de Zinc, es una forma de este mineral que destaca por su mayor concentración y biodisponibilidad en comparación con otras formas como el sulfato y el cloruro. Esto permite una mayor absorción del mineral a través de las membranas celulares, haciendo que el cuerpo se pueda beneficiar de las propiedades del Zinc. Además, también tiene propiedades antioxidantes, lo que hace del Orotato de Zinc uno de los mejores suplementos de Zinc del mercado.

Otros tipos de Zinc:

Citrato de Zinc

Según una reciente investigación, el Citrato de Zinc tiene niveles de absorción comparables al Gluconato de Zinc, y más altas que el Óxido de Zinc (5). En la actualidad muchos laboratorios venden Citrato de Zinc como una de las formas químicas de mayor absorción disponibles y además, completamente segura. Esta forma es el resultado de la unión de Zinc con ácido cítrico, y suele tener un sabor agradable.

Óxido de Zinc

El Óxido de Zinc es una forma inorgánica y no quelada de Zinc.  Probablemente y según algunas investigaciones, es de baja absorción en comparación con el Gluconato y el Citrato de Zinc. Se suele utilizar en su uso tópico, para tratar algunos trastornos de la piel como quemaduras e irritación. También es un compuesto que se suele encontrar en las cremas de protección solar.

Sulfato de Zinc

Otra de las formas inorgánicas de Zinc, o sal de Zinc, esta forma no es tan efectiva como las formas queladas, y además puede causar irritación en el estómago.

Acetato de Zinc

El Acetato de Zinc se suele usar para tratar la enfermedad de Wilson, que es un trastorno en el que el hígado almacena demasiado cobre, causando daños, y pudiendo llegar incluso a causar cirrosis.

Conclusión

El Zinc es un mineral o micronutriente fundamental para muchos procesos enzimáticos, y que se puede encontrar sobre todo en la carne y otras proteínas animales, además de en suplementos alimenticios. Utilizado comunmente como apoyo al sistema inmunológico, y para fortalecer el cabello, el Zinc es un potente antioxidante que protege nuestro cuerpo de la acción de los radicales libres, y ayuda en diversos trastornos de la piel en su forma tópica. A la hora de elegir un complemento alimenticio a base de Zinc, es importante tener en cuenta las diferentes formas existentes y los niveles de absorción de cada una, así como prestar atención a  las cantidades diarias recomendadas y nuestra ingesta de Zinc a través de la alimentación, para no sobrepasarnos en las dosis.

 


ADVERTENCIAS:

  • Los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta equilibrada, variada y suficiente.
  • Desde El Búho Verde recomendamos que adultos y niños lleven una alimentación sana y un estilo de vida saludable y que consultes siempre con un profesional de la salud antes de tomar complementos alimenticios o dárselos a los niños
  • Las dosis de cada uno de los complementos deben ser personalizadas en función de parámetros como el estado nutricional de base, las carencias nutricionales personales, las enfermedades o síntomas de cada individuo, su edad, sexo y situación fisiológica, entre otros. Respeta siempre las dosis marcadas en el envase del producto, salvo indicación específica del profesional de la salud.

 

Fuentes utilizadas en la Guía sobre el mejor Zinc en El Búho Verde

(1) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5666901/

(2) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23652490

(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3870206/

(4) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3630857

(5) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24259556