aceite de arbol del te dermatitis seborreica y eccema en cuero cabelludo

La dermatitis seborreica es uno de los primeros motivos de consulta dermatológica en España, una afección cutánea muy común en los bebés lactantes de hasta tres meses de edad y en adultos a partir de los 30 años. Sin embargo, a pesar de su alta incidencia, esta patología continúa siendo un misterio en gran medida.

Sabemos que su origen es multifactorial y los estudios clínicos (1) publicados hasta la fecha señalan el estrés prolongado, un sistema inmunitario debilitado, la privación de sueño, una dieta inadecuada y las alteraciones hormonales como principales sospechosos. No obstante, ante su aparición, la mayoría de la población todavía no conoce cuáles son las posibilidades para paliar sus síntomas.

Por eso, desde El Búho Verde, hemos querido elaborar una completa guía para ofrecerte un tratamiento integral con el que hacerle frente a la dermatitis seborreica y el eccema en el cuero cabelludo. Además de establecer las pautas diarias para fortalecer tu sistema inmune y mejorar tu bienestar, nuestro objetivo principal es presentarte un excelente agente contra la dermatitis seborreica; el aceite de árbol de té, guardián de una sabiduría ancestral y ampliamente empleado entre los aborígenes australianos desde hace miles de años, por sus propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este versátil aceite obtenido de las hojas frescas del arbusto Melaleuca alternifolia y cuáles son sus beneficios frente a la dermatitis seborreica. ¡Toma nota y mantenla a raya!

¿Cómo se manifiesta la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo?

Reconoceremos el eccema seborreico o dermatitis seborreica localizando zonas corporales enrojecidas, que habitualmente presentan descamación y prurito. En los casos más severos, las principales pistas que delatan su presencia en el cuero cabelludo son la formación de costras, la caspa persistente o la hinchazón cutánea.

Si bien se trata de un trastorno inflamatorio benigno, la dermatitis seborreica afecta notablemente la calidad de vida de quienes la padecen. Los evidentes perjuicios estéticos, el picor y la sensación de tirantez en la piel hacen que los brotes de eccema seborreico puedan resultar realmente incómodos. Además, su presencia podría estar indicando la existencia de una infección bacteriana o fúngica (siendo el responsable, en este caso, el hongo saprófito Pityrosporum ovale).

Aspecto de la dermatitis seborreica y eccema

En el caso de los bebés, en los que es común que aparezca la popular “costra de leche” o “costra láctea” en los primeros tres meses de vida, la dermatitis seborreica tiene un carácter transitorio y suele remitir de manera espontánea. No sucede así en la edad adulta, cuando esta afección se cronifica y se manifiesta de modo intermitente a lo largo del tiempo. La solución en este caso pasa por un cuidado continuado; revisando nuestra dieta para fortalecer el sistema inmune y prestando atención a productos naturales de gran efectividad, que podemos incorporar a nuestra rutina de higiene diaria.

¿Por qué es bueno el árbol de té para la dermatitis seborreica?

Su acción antiséptica, antimicótica y antibacteriana convierte al árbol de té en un excelente agente para tratar de manera natural afecciones cutáneas como la dermatitis seborreica. Uno de los estudios más relevantes (2) al respecto, señala al aceite de árbol del té como un agente antieccemático más eficaz que el óxido de zinc y el butirato de clobetasona, este último un farmaco corticosteroide para uso cutáneo con una alta actividad antiinflamatoria.

El poder desinfectante del árbol de té frente a hongos dermatófitos y otros patógenos como el Staphylococcus aureus, que afectan a la piel y los tejidos blandos, radica en las moléculas terpinen-4-ol, 1,8-cineol, γ -terpina y α -terpina de su aceite esencial, obtenido por destilación de las hojas y ramas del arbusto Melaleuca alternifolia

¿Cómo aplicar el aceite de árbol de té en el pelo?

Para que nuestro cuero cabelludo y nuestro pelo puedan disfrutar de las numerosas propiedades del aceite de árbol de té, primero necesitaremos vehiculizarlo, con lo que nos aseguraremos de que penetra mejor en nuestra piel y lo hace, además, en la cantidad apropiada.

aceite del árbol del te

Si queremos tratar de manera más específica la zona de cuero cabelludo afectada por el eccema seborreico para atajar las descamaciones, la sensación oleosa o la sensibilidad al tacto, lo mejor es verter sobre la palma de tu mano unas gotas de aceite de árbol de té. A continuación las mezclamos con agua u otro aceite vegetal conductor (como el de jojoba o el de almendras), impregnamos las yemas de los dedos con la mezcla, y aplicamos suavemente con masajes circulares sobre el cuero cabelludo, continuando hacia las puntas.

Otra opción para mantener la salud del cabello y del cuero cabelludo, es la de diluir un poco de aceite de árbol de té en nuestro champú habitual (bastará con una proporción de unas diez gotas por diez mililitros).

A la hora de elegir un aceite de árbol del té, lo primero es comprobar en la etiqueta su autenticidad, y que es de la especie autóctona de Australia Melaleuca alternifolia. En El Búho Verde recomendamos el aceite de árbol de té de Plameca, porque es 100% de origen australiano, y ha sido sometido a diversos análisis que garantizan su pureza y su riqueza en terpenos, mucho más alta que la que se puede encontrar en otros productos.

Otros consejos aparte del uso de árbol de té para tratar la dermatitis seborreica

Sabemos que son muchas las posibles causas que se esconden tras la dermatitis seborreica. Como hemos señalado, las situaciones estresantes, las alteraciones hormonales o una dieta descuidada son algunas de ellas. Por ello, el método ideal para combatir esta patología va más allá del tratamiento puntual de los eccemas y se orienta hacia un tratamiento integral continuado. Un estilo de vida saludable y una rutina de higiene con productos de cuidado específicos serán de gran ayuda para mantener la dermatitis alejada. Descubre cuáles pueden ser tus grandes aliados.

Usa champús naturales y evita los cosméticos con tóxicos.

La mayor parte de los champús comerciales contienen siliconas, parabenos, sulfatos y otras sustancias químicas que a menudo resultan perjudiciales para nuestro pelo y nuestro cuero cabelludo.

Además de ser potencialmente cancerígenos, estos compuestos resecan la piel, pueden provocar reacciones alérgicas y favorecen la caspa, algo que, como habrás imaginado, empeora notablemente el cuadro clínico irritativo del paciente con eccema seborreico.

Para mimar nuestro cuero cabelludo y conseguir que nuestro pelo luzca un aspecto sano, lo mejor es elegir una solución eficaz a largo plazo: cosméticos naturales, libres de tóxicos y de grasas que nos proporcionarán una sensación de ligereza y un cuidado respetuoso.

Desde el Búho Verde te recomendamos uno que nos gusta especialmente: el champú de árbol de té de Urtekram, elaborado sólo con ingredientes naturales y ecológicos, con propiedades antibacterianas y antisépticas y especialmente indicado para el cuero cabelludo irritado. ¡Su aroma fresco y su poder de hidratación te encantarán!

La eficacia de champús con Piritionato de Zinc

La evidencia clínica (3) ha puesto de manifiesto el poder del Piritionato de Zinc para disminuir los síntomas del eccema seborreico en el cuero cabelludo, principalmente la descamación, con resultados visibles en la reducción de lesiones tras la primera semana de aplicación.

Sin  embargo hay que tener en cuenta que, aunque existen champús convencionales con este ingrediente que aportan cierto alivio después de su uso, no contribuyen a la solución real del problema,  ya que contienen sulfatos o conservantes como la metilisotiazolinona, que pueden causar reacciones alérgicas o sensibilización de la piel.

Por eso, aunque los champús que incluyen Piritionato de Zinc son una opción excelente en el tratamiento de la dermatitis, hay que estar atentos de que no contengan las mencionadas sustancias tóxicas o irritantes, cuando examinemos la composición del producto.

La arcilla o los champús con arcilla

Otra opción totalmente natural que nos conquista por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas es la arcilla blanca. Indicada para todo tipo de cabello, su acción restauradora ayuda a regenerar y nutrir el cuero cabelludo.

Evita el estrés emocional

El frenético ritmo de vida actual nos obliga, en muchas ocasiones, a convivir con grandes niveles de estrés en nuestra vida cotidiana. Ante estas situaciones, nuestro sistema inmune se debilita, favoreciendo la aparición de patologías en estrecha relación con la ansiedad, como es el caso de la dermatitis seborreica.

La meditación, las técnicas de respiración diafragmática o las infusiones de hierbas con propiedades calmantes como Tulsi Sleep pueden ser de gran ayuda para conseguir de manera natural ese estado de relajación que echas en falta en tu día a día.

Cuida tu sistema inmune 

Un descanso reparador, una dieta equilibrada y la exposición solar controlada son tres pilares básicos para fortalecer nuestro sistema inmunitario y evitar la proliferación de infecciones como la dermatitis seborreica. Además, decantarse por un estilo de vida saludable es una apuesta segura por tu bienestar personal. ¿Y a quién no le gusta sentirse bien?

Lleva una buena alimentación rica en vitaminas y minerales y practica deporte

Sabemos que en gran medida somos lo que comemos y por ello nuestro estado físico y anímico revela en muchas ocasiones el tipo de alimentación que llevamos. Esto le confiere a la dieta un extraordinario poder para restituir el equilibrio en nuestro organismo.

Si padeces dermatitis seborreica, te recomendamos que empieces el día con una rutina depurativa: un vaso de agua tibia con dos o tres gotas de limón. Evita, a su vez, el consumo de alimentos azucarados, hidratos de carbono refinados, carnes rojas, alimentos procesados y grasas saturadas y trans. En su lugar, opta por una alimentación rica en vitaminas y minerales, con la que purificar el organismo y mantener a tono tu sistema inmunitario.

¿La guinda? Una rutina de ejercicio adaptada a tu edad y condición física. La práctica de deporte regular es excelente para estimular el sistema sanguíneo, eliminar toxinas y ese exceso de grasa que puede contribuir a la aparición de la dermatitis.

Conclusión

Es bien sabido que la dermatitis seborreica es una enfermedad compleja y en su desarrollo influyen múltiples factores. Por eso, ante la ausencia de un tratamiento definitivo, la mejor solución consiste en controlar su cuadro clínico abordando de manera integral las posibles causas de su aparición y emplear agentes específicos, como el aceite de árbol de té, para suavizar o erradicar sus síntomas.

En El Búho Verde estamos encantados de poder ofrecerte productos totalmente naturales con los que cuidar de tu salud de la manera más respetuosa posible.

Referencias

(1) https://www.parcdesalutmar.cat/es/dermatologia/consells-practics/seborrea/

(2) Estudio Clínico: “Tea tree oil attenuates experimental contact dermatitis”, Joanna Wallengren DOI: 10.1007/s00403-010-1083-y

(3) Bonifaz A, Araiza J, Baños-Segura C, et al. Estudio comparativo de dos esquemas de tratamiento para dermatitis seborreica capitis con champú de ciclopiroxolamina/piritionato de zinc/keluamida (CPO/PZ/K). Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica. 2015;13(3):188-193.

Alicia Navas
Fundadora de El Búho Verde, trabaja con los laboratorios de complementos alimenticios para traerte los productos naturales con las fórmulas más efectivas. Su misión también consiste en mantener una comunicación directa y fluida para asegurar el mejor servicio a los clientes de El Búho Verde.