Envio gratis 40€
Envío gratis 40€*
Excelente 4.82/5.00
Excelente 4.82/5.00
Entrega 24h (L. a V)
Entrega 24h (L a V)

Cannabidiol (CBD); Beneficios, propiedades, usos y riesgos

Índice de contenidos

  1. ¿Qué es el CBD?
  2. Propiedades y beneficios del cannabidiol (CBD)
  3. Extracto de cannabis de espectro completo frente a CBD aislado
  4. Usos del cannabidiol
    1. Para epilepsia, convulsiones y otros síndromes
    2. Cannabidiol para la ansiedad
    3. Cannabidiol para dormir
    4. Cannabidiol para el dolor o la fibromialgia
    5. CBD y esquizofrenia
  5. Situación legal del CBD en España
  6. ¿Cómo se usa o toma el CBD?
    1. Aceite de cannabidiol (gotas)
    2. Pastillas, cápsulas o cápsulas de gel o tinturas
    3. Cremas o pomadas
    4. Alimentos ricos en CBD
    5. En medicamentos
  7. Efectos secundarios y riesgos
  8. Conclusiones
  9. Referencias

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol (CBD) es una sustancia química procedente de la planta Cannabis sativa, también conocida como cannabis o cáñamo. 

El CBD es uno de los cannabinoides más importantes del cannabis, y algunas variedades como el cáñamo poseen proporciones especialmente altas de CBD y bajas en THC, el ingrediente más famoso y controvertido del cannabis por sus efectos psicotrópicos. En este sentido, se puede considerar como cáñamo a cualquier cepa de Cannabis sativa que contenga menos de 0.3% de THC, (delta-9-tetrahidrocannabinol) . El THC se puede encontrar en cantidades muy pequeñas en la resina de sus flores junto con otras sustancias químicas.

El CBD contribuye a la relajación muscular, y la disminución de convulsiones o de la ansiedad, entre otros beneficios. Su mecanismo de actuación se basa en su adhesión a los receptores en el sistema endocannabinoide del organismo, un sistema de regulación interna que participa en el proceso del dolor, el sueño, el estado de ánimo, la inflamación y el estrés.

Es importante recalcar que el CBD ha demostrado tener efectos sobre algunos químicos en el cerebro diferentes a los que aporta el THC, que tiene otros efectos psicoactivos, aunque también puede actuar como narcótico, relajante y antiinflamatorio.

Otros cannabinoides importantes en la composición del cáñamo y que como detallaremos más adelante, pueden tener un efecto sinérgico beneficioso, son el CBN y el CBG.

Propiedades y beneficios del cannabidiol (CBD)

Dado su creciente interés, ponemos a tu alcance lo que ha demostrado la evidencia científica para que puedas saber de primera mano todas las utilidades de este magnífico cannabinoide:

 Los estudios en animales y en humanos sugieren que el CBD puede ser efectivo en los siguientes casos1:

  • Puede tener efectos positivos en el tratamiento de la ansiedad, ya que involucra al receptor de serotonina 5-HT1A, relacionado directamente con su aparición. 
  • Es útil para combatir el insomnio. Los estudios sugieren que el CBD puede ayudar tanto a conciliar el sueño como a permanecer dormido.
  • El CBD ayuda a reducir el dolor crónico al tener un efecto sobre la actividad de los receptores endocannabinoides del organismo. El sistema endocannabinoide tiene funciones tan importantes como el mantenimiento de la homeostasis en nuestro cuerpo, y está implicado en una amplia variedad de procesos fisiológicos (por ejemplo, la regulación de la percepción del dolor y las funciones cardiovasculares, gastrointestinales y hepáticas, la modulación de la liberación de neurotransmisores y también está implicado en el control del aprendizaje y la memoria).
  • Como tratamiento de la dependencia y adicción. El CBD puede ayudar a reducir los antojos de tabaco y heroína bajo ciertas condiciones, según algunas investigaciones en humanos. Los modelos animales sugieren que también puede ayudar a disminuir los antojos de alcohol, cannabis, opiáceos y algunos estimulantes.

Extracto de cannabis de espectro completo frente a CBD aislado

El cannabidiol lo podemos encontrar comercializado principalmente de dos formatos; como extracto de la planta completa (lo que se denomina: extracto de cannabis de espectro completo) o de forma aislada, obteniendo por tanto la forma de CBD en su forma más pura. 

En la práctica clínica, se ha utilizado mayormente el extracto de planta completa, y esto es así porque la planta del cannabis también contiene terpenos que presentan propiedades antiinflamatorias y que se considera que aumentan la eficacia del CBD contenido en su matriz, conocido como el “efecto entourage” 2. Y aunque no gocen de la relevancia clínica del CBD, se ha estudiado el efecto de algunos de estos otros cannabinoides, los cuales también ofrecen cualidades que alivian ciertas sintomatologías.

En estos extractos del espectro completo podemos encontrar los cannabinoides CBN y CBG. Varios estudios han demostrado que ambos presentan propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y analgésicas. 

Por tanto, según la indicación, ya que el CBD puede ser recomendado para varias dolencias, será el profesional de la salud el encargado de valorar un formato u otro, según la finalidad que se busque. Por ejemplo, para el tratamiento de la ansiedad, el CBD aislado es una opción favorable, mientras que para el tratamiento del dolor crónico es más valorable el uso del extracto de cannabis de espectro completo, para beneficiarnos de la sinergia que aportan todos los cannabinoides.  

Usos del cannabidiol

A continuación, te contamos para qué casos este maravilloso ingrediente puede llegar a ser efectivo y tratar sintomatologías de diversas enfermedades:

Para epilepsia, convulsiones y síndromes como Dravet o Lennox-Gastaut

La FDA (Food and Drugs Administration) de los Estados Unidos ha aprobado recientemente el uso de “Epidiolex” 3, un preparado farmacéutico consistente en una tintura incolora a amarilla con sabor a fresa que contiene 100 mg/ml de CBD de origen vegetal y menos del 0,3 % de THC,  para el tratamiento de:

  •  Las convulsiones asociadas con el síndrome de Lennox-Gastaut, un tipo de epilepsia intratable muy poco común. 
  • El síndrome de Dravet, encefalopatía epiléptica de grado muy severo que se inicia en el primer año de vida, a la cual le sigue un enlentecimiento del desarrollo cognitivo y finalmente una epilepsia farmacorresistente. 

La compañía farmacéutica emisora de este producto, Greenwich (GW) Pharmaceuticals (Cambridge, Reino Unido) es la fuente de financiación de los ensayos clínicos de Epidiolex, ya que posee los derechos de varias formulaciones de cannabinoides y todas las patentes de los mecanismos de administración.

Para el síndrome de Lennox-Gastaut en particular, 84 pacientes consumieron Epidiolex a una dosis de 20 mg/kg/día durante 12 semanas, en comparación con 85 pacientes que recibieron un placebo 3. El 43,9 % de los pacientes tratados reportó una mejora desde el inicio, lo que contrasta con el 21,8 % de mejora en el grupo de placebo. Además de la eficacia comprobada, esta investigación ha demostrado un perfil de seguridad a largo plazo aceptable y una reducción sostenida de las convulsiones en los tratamientos de CBD a largo plazo (Thiele et al., 2018). 

Sin embargo, se produjeron efectos adversos en el 86 % de los pacientes tratados, siendo los informes más frecuentes diarrea (18,6 %), pirexia (12,79 %), disminución del apetito (12,79 %) y somnolencia (13,95 %) (Thiele et al., 2018).

Con respecto al síndrome de Dravet, se realizó una serie similar de ensayos clínicos después de una investigación preclínica que sugería una posible reducción de las convulsiones a través de la acción agonista del Epidiolex sobre los receptores CB1 y CB2 3 (Anwar et al., 2019; Silvestro et al., 2019). Se utilizó el mismo método de titulación, dosis y tiempo de uso para evaluar la seguridad y la eficacia en estos pacientes que los mencionados anteriormente para la evaluación del síndrome de Lennox-Gastaut; sin embargo, este estudio contenía un grupo de participantes más pequeño (61 pacientes) que recibieron el fármaco y 59 que recibieron el placebo. Los pacientes en el grupo de tratamiento informaron una reducción significativa en el número de convulsiones (más del 90 % de los pacientes informaron al menos una reducción del 25 % en la frecuencia y casi el 5 % de los pacientes tuvieron una reducción del 100 % de las convulsiones). Además, se pudo observar una disminución en la duración promedio de la crisis epilépticas; aunque el grupo placebo también informase de disminuciones (34 %) en la duración de las convulsiones (Guy et al., 2014; Devinsky et al., 2017).

Cannabidiol para la ansiedad

Tanto evidencia preclínica como clínica en humanos demuestra de manera concluyente la eficacia del CBD para reducir los comportamientos de ansiedad relacionados con múltiples trastornos, incluidos el trastorno de pánico, el trastorno de estrés post-traumático, el trastorno de ansiedad social y el trastorno obsesivo-compulsivo, en dosis que van de los 400 a los 600 mg diarios de CBD 4. Los hallazgos sugieren un excelente perfil de seguridad. Dichas dosis se han evaluado en periodos cortos como dosis agudas, pero se requieren más estudios para establecer si esta dosificación crónica tiene efectos similares en poblaciones clínicas relevantes. 

Cannabidiol para dormir

Otra investigación del año 2019 5 confirma que el consumo de CBD mejora la conciliación del sueño. En este caso se seleccionaron 72 adultos que presentaban preocupaciones primarias de ansiedad, de los cuales 25 sufrían falta de sueño. Las puntuaciones del sueño mejoraron durante el primer mes en 48 pacientes (66,7 %), aunque presentaron fluctuaciones con el tiempo. Casi todos estos pacientes recibieron 25 mg/d de CBD en forma de cápsula todas las noches, después de la cena. En esta revisión de expedientes, el CBD fue bien tolerado en todos menos en 3 pacientes.

Cannabidiol para dormir

Cannabidiol para el dolor o la fibromialgia

La evidencia que respalda al cannabis en condiciones de dolor crónico es abundante; sin embargo, en la fibromialgia, es limitada, ya que hasta la fecha sólo  existe un puñado de ensayos aleatorios y de los cuales se ha cuestionado su objetividad 6 , aunque muchos ensayos sugieren un alivio significativo del dolor, una mejoría en el sueño y una disminución de los síntomas asociados. Si bien la evidencia actual aún es limitada, los datos emergentes sugieren un efecto positivo del cannabis en la fibromialgia. No obstante,  y a modo de excepción, en un estudio reciente de buen diseño experimental realizado en pacientes con fibromialgia, el tratamiento con CBD redujo el dolor en más de un 30 %, en un número significativamente mayor de pacientes que el placebo, a través de inhalaciones de vapor de CBD (Van De Donk et al., 2019) 7.

El CBD presenta una oportunidad para el tratamiento del dolor crónico intratable administrado por vía tópica a pacientes que padecían neuropatía periférica en las extremidades inferiores (Cuñetti et al., 2018; Xu et al., 2019)7. En estudios de dolor crónico generalizado, el tratamiento con CBD no redujo significativamente las medidas de dolor; sin embargo, hubo una mejora constante en la calidad de vida y la calidad del sueño que fueron informadas por los pacientes (Notcutt et al., 2004; Capano et al., 2020) 7. Además, un estudio de Nueva Zelanda 7 sobre la seguridad del tratamiento con CBD en 400 pacientes con dolor crónico no oncológico indicó su seguridad para el uso prolongado, que se acompañó de mejoras autoinformadas en el dolor y la calidad de vida (Gulbransen et al., 2020). 

La mayoría de los estudios clínicos para el tratamiento con CBD del dolor crónico intratable generalmente utilizaron una combinación de CBD: THC 1: 1, que a menudo se presentaba en forma de aerosol oromucosal bien tolerado, conocido como Sativex (Nabiximols en los EE. UU.) (Johnson et al. ., 2013; Sellers et al., 2013). Estos resultados son prometedores, pero la eficacia del tratamiento también debe evaluarse en otras enfermedades que producen dolor crónico, como la neuropatía diabética, la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple, las enfermedades reumáticas y la enfermedad de células falciformes 7.

CBD y esquizofrenia

No hay pruebas suficientes que respalden el efecto beneficioso del CBD sobre los síntomas, la cognición y las medidas de neuroimagen de la función cerebral en la esquizofrenia 8

Existe una heterogeneidad significativa entre los estudios en cuanto a la dosis, el método de administración del fármaco, la duración del tratamiento, la edad del paciente, si se incluyeron o no los pacientes que consumían habitualmente cannabis  o si los pacientes usaban medicación antipsicótica. De los estudios más reseñables, un ensayo de 4 semanas en pacientes hospitalizados agudamente psicóticos que no presentaban trastorno del uso del cannabis (edad media 30 años) encontró que 800 mg de CBD eran igualmente eficaces que la amisuprida para mejorar la psicosis y la cognición8 .  

Actualmente en España no existe ninguna ley donde se regule la producción o el consumo del CBD, por lo que a falta de ella, España toma como referente a la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes  13, donde el cannabidiol no se encuentra fiscalizado, a diferencia del THC, aunque sí lo están los extractos y tinturas o resinas del cannabis, porque en ese momento se consideró que el uso y comercialización de la planta de Cannabis Sativa en su totalidad, sin entrar en distinciones entre sus cannabinoides, debía ser fiscalizada.

CBD, situación legal en España

Lo cierto es que la resolución producto de esta convención se dio lugar antes del descubrimiento del CBD en 1964, tres años después, por tanto podemos decir que al no contemplarse en aquel momento, la legalidad de su uso no le hace justicia. Sin embargo, en este tratado se diferencian y se declaran  qué partes de la planta están prohibidas. Cuando la sustancia procede de las semillas u hojas del cannabis, no está prohibida su fabricación siempre que sea para uso tópico y no contenga más de un 0,2 % de THC, pero cuando procede de la flor, fruto o cogollo, sí.

Desafortunadamente, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) se sigue amparando en este tratado de las Naciones Unidas, y no es favorable a interpretar el CBD según lo hizo el Tribunal Superior de Justicia Europeo en diciembre de 2020, donde se sentenció favorablemente la comercialización de productos de CBD. Tampoco se encuentra respaldado por la Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN), como suplemento alimenticio. 

La situación actual en Europa se encuentra algo paralizada, ya que se necesita obtener el visto bueno de la EFSA (European Food Safety Authority), y en este sentido, la Comisión Europea tuvo que detener las solicitudes para registrar alimentos con el CBD como suplemento alimenticio, dada la avalancha de solicitudes recibidas, pero actualmente se encuentran de nuevo en tramitación, y progresivamente la comercialización de CBD será totalmente legalizada en los estados miembros. 

Como citamos más adelante, actualmente el  único producto con CBD autorizado para consumo humano en la Unión Europa y España es el Epidiolex, un medicamento a base de cannabis indicado para el tratamiento de ciertos tipos epilepsia, que salió al mercado en 2018 en EEUU y se ha aprobado en Europa finalmente en 2020.

Por lo tanto, en Europa sigue sin haber una postura legal homogénea respecto al CBD, y cada país aplica sus propias leyes al respecto. Y de acuerdo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia Europeo, en España se considera legal la comercialización del CBD para uso tópico u oral, siempre y cuando éste sea producido legalmente en otro estado miembro, y sus leyes nacionales amparen su venta.

En cuanto a los cosméticos elaborados con CBD y otros productos de uso tópico, y de acuerdo al Reglamento 1223/2009  14, estos sólo se pueden producir en España si se utilizan las partes no fiscalizadas de la planta (semillas y hojas). El fabricante en este caso debe proporcionar con claridad esta información en el producto. Por otro lado, los productos cosméticos que sí hayan sido elaborados con la parte fiscalizada del Cannabis (parte floral), no se pueden fabricar pero sí comercializar en España siempre y cuando haya sido cultivado en países miembros donde es legal hacerlo.

¿Cómo se usa o toma el CBD – cannabidiol?

En la actualidad hay gran disponibilidad comercial del CBD, que aumenta progresivamente de acuerdo a los avances en su investigación, a través de de la cualpodemos beneficiarnos de sus propiedades. Desde cápsulas hasta pomadas. Te los detallamos a continuación:

Aceite de cannabidiol (gotas)

El aceite de CBD puede tomarse por vía oral en cápsulas, por vía sublingual en aerosol o aplicarse de manera tópica mediante cremas y similares, en concentraciones del 5%, 10% y 20% de cannabidiol. Se obtiene mediante extracción por tres mecanismos distintos. 

  • A través de aceites vegetales: Es una de las formas más seguras, baratas y sencillas de extraer el CBD para su uso terapéutico. Además, se trata de un método 100 % apto para su consumo ya que se emplean aceites vegetales para su extracción (sobre todo de oliva y cáñamo). 
  • A través de CO2: Se trata de un método de separación en frío que protege los compuestos vegetales delicados y ayuda a preservar en muy buen estado todos los terpenos extraídos. El resultado de este aceite de CBD es de gran calidad y se obtiene finalmente un producto sin elementos tóxicos no deseados. Se trata del proceso más avanzado pero también el más complicado y costoso. 
  • A través de un disolvente líquido, como por ejemplo el etanol, el butano o el alcohol. Sin embargo, hay dos grandes desventajas con este método: una es que durante la extracción se destruyen algunos compuestos de la planta también beneficiosos para la salud y como resultado final el producto podrá presentar trazas de los disolventes que se hayan usado para su extracción. Por tanto, esta forma no es apta para su uso terapéutico. Otra desventaja es que los productos que se usan para su extracción son altamente inflamables, con los riesgos que eso conlleva durante su elaboración.

Pastillas, cápsulas y cápsulas de gel o tinturas

En este caso los ingredientes activos del cannabis se suelen disolver mediante alcohol u otro solvente. Podemos encontrar formatos de cápsulas con CBD al 15 % de 1500 mg o al 20% de 2000 mg. 

Cremas o pomadas de cannabidiol

Las pomadas, bálsamos, lociones o ungüentos con extractos de cannabis han sido diseñadas para su aplicación tópica. Son un remedio efectivo para episodios de dolor, inflamación, infección y afección de la piel, siendo algunas de ellas cremas específicas de CBD para deportistas. Se pueden encontrar en combinación con otras plantas y principios activos para la inflamación y el dolor en sus fórmulas, como Bliss CBD de Blisscare, que contiene amapola, árnica, caléndula, hipérico y árbol de té, junto con el aceite puro de semillas de cáñamo. Sus concentraciones suelen llevar 1000 mg de CBD.

Alimentos ricos en CBD

Los alimentos más destacables por su contenido en CBD son el cacao, la pimienta negra, la equinácea, el romero, la maca, la trufa negra y las semillas de lino. Y, por supuesto, las semillas de cáñamo y los productos derivados de las mismas, como pueden ser la proteína o el aceite de cáñamo. Cabe mencionar que sus concentraciones en CBD son lógicamente bastante más limitadas que las empleadas en los estudios científicos en donde se emplean extractos concentrados, los cuales son los que han corroborado todas sus bondades. 

En medicamentos

Uno de los medicamentos aprobados por la FDA con mayor evidencia para su uso terapéutico hasta el momento es el Epidiolex, el cual hemos mencionado su efectividad en diferentes patologías a lo largo de este artículo. Se trata de un preparado farmacéutico consistente en una tintura incolora a amarilla con sabor a fresa que contiene 100 mg/ml de CBD de origen vegetal y menos del 0,3 % de THC) 3.

En algunos estudios mencionados anteriormente 7 se ha evaluado el CBD en formato de vaporización, con alta biodisponibilidad, al tratarse de un extracto aislado de CBD. Sin embargo, existe una alta disponibilidad de este formato comercializado actualmente en internet con composiciones de CBD de dudosa calidad, por tanto se requiere precaución, y consultar a un profesional de salud para el consumo de los mismos. 

Cannabidiol. Efectos secundarios y riesgos

Aunque en general goza de muy buena tolerabilidad, el cannabidiol puede causar efectos secundarios10, como sequedad en la boca, diarrea, disminución del apetito, somnolencia y fatiga.

Otro motivo de preocupación, como hemos mencionado anteriormente, es la falta de fiabilidad de la pureza y la dosis del cannabidiol en la gran cantidad de productos con cannabinoides que se comercializan en la actualidad. 

Recordemos que el CBD carece de los efectos psicotrópicos que ofrece el consumo de THC, y por tanto deben ser claramente diferenciados en este aspecto en cuanto a la seguridad en su consumo.

Interacciones con medicamentos

Un gran número de medicamentos, incluyendo el CBD, son descompuestos por la misma gran familia de enzimas hepáticas, llamadas CYP450 que se localiza en el hígado. El CBD puede inhibir algunas enzimas en esta familia, lo que ralentiza la descomposición de ciertos medicamentos lo cual puede aumentar potencialmente los efectos secundarios de dichos medicamentos11.  

Algunos ejemplos de estos fármacos:

  • Medicamentos que pueden causar somnolencia (antipsicóticos, benzodiazepinas)
  • Antidepresivos ( fluoxetina o Prozac)
  • Algunos antibióticos (eritromicina, claritromicina)
  • Medicamentos para el corazón (algunos bloqueadores del canal de calcio)

Es de extrema necesidad consultar previamente con su médico la posibilidad de consumir un producto cannabinoide. 

Precauciones en embarazadas

El creciente acceso a productos de CBD no regulados, que pueden estar adulterados con compuestos potencialmente tóxicos, requiere regulación y educación sobre el CBD por sus posibles beneficios y/o efectos adversos en la salud y la enfermedad. Este es especialmente el caso de las mujeres embarazadas, lo que plantea el mayor riesgo posible para el feto en desarrollo y las futuras criaturas. 

Los efectos del uso de cannabinoides a largo plazo son especialmente poco claros en mujeres embarazadas, en quienes los efectos teratogénicos (muerte fetal o embrionaria, retrasos en el crecimiento o malformaciones) potenciales podrían tener implicaciones en las generaciones futuras. Lo cierto es que el consumo de cannabis y CBD está aumentando entre estas mujeres. Se estima que el 4 % de las mujeres embarazadas consumen cannabis, y en California, que recientemente legalizó el cannabis, alrededor del 20% en una cohorte de mujeres embarazadas de 18 a 24 años informaron haber usado productos de cannabis en estudios retrospectivos (Young-Wolff et al. , 2017) 7. Es probable que estas cifras aumenten a medida que continúe la legalización en la mayor parte de Europa y América, y las preparaciones de concentración farmacéutica estén disponibles para varias afecciones. Si bien varios estudios se han centrado en el THC durante el embarazo, son raras las investigaciones centradas en los efectos del uso de CBD por parte de mujeres embarazadas antes, durante y/o después del embarazo. Por lo tanto, existe una necesidad insatisfecha de examinar los efectos potenciales del CBD sobre el desarrollo embrionario y fetal y la salud posnatal de los niños expuestos al CBD antes del nacimiento 7

Se cree que el CBD, el THC y el cannabinol inhiben la implantación del embrión y el desarrollo de la placenta  (Neradugomma et al., 2019). Sin embargo, este efecto sólo se ha podido ver en modelos celulares de estudios in vitro. Por otro lado, se ha visto que la exposición al CBD en embriones de pollo reduce la viabilidad del embrión entre un 50 % y un 80 % (dependiendo de la concentración de CBD) y puede retrasar el desarrollo embrionario (Gustafsson y Jacobsson, 2019). 7 De igual forma, se ha informado sobre el efecto negativo del CBD en ratones en los que la exposición prenatal conduce a un aumento de malformaciones craneofaciales y defectos oculares (Fish et al., 2019). Curiosamente, estos efectos teratogénicos son similares, aunque más leves, que los observados con el alcohol y el THC, lo que contrarresta la percepción popular de que el CBD es una alternativa inequívocamente segura al THC y otros componentes del cannabis (Fish et al. , 2019) 7.

En humanos, un metanálisis retrospectivo ha determinado que la exposición al cannabis en el útero se asocia con una disminución del peso al nacer y una mayor necesidad de cuidados intensivos neonatales en los bebés (Gunn et al., 2016)7. Es probable que este efecto se deba en parte a los efectos del CBD, ya que se han informado casos de bajo peso al nacer en crías de ratones en respuesta a la exposición prenatal exclusivamente al CBD (Fish et al., 2019) 7. Los efectos teratogénicos observados de la exposición al CBD pueden deberse al compuesto en sí y/o a que el CBD funciona de manera sinérgica con otros compuestos teratogénicos, quizás al mejorar la permeabilidad de otros compuestos presentes en el organismo a través de la barrera placentaria humana, aumentando así la exposición fetal (Feinshtein et al., 2013) 7. También es probable que la exposición materna al CBD provoque cambios neuroquímicos en el cerebro de los neonatos 7.

Efectos sobre la fertilidad y el equilibrio de las hormonas sexuales

Por otro lado, la evidencia sugiere  que el CBD puede influir en la espermatogénesis y la libido en los hombres 7.

Se han reportado efectos sobre la función hormonal y reproductiva después de la exposición materna al CBD en ratones macho. Parece ser que los ratones expuestos a CBD tenían pesos testiculares más bajos y niveles generales de testosterona más bajos (Dalterio et al., 1984) 7. Estos efectos están en línea con los informes de efectos hormonales y reproductivos debido a la exposición postnatal al CBD o al cannabis en ratas y monos  (Rosenkrantz y Esber, 1980).

Precauciones en niños

Las investigaciones en niños sobre los efectos del CBD aún son escasas. Tan solo el Epidiolex, el medicamento al que nos hemos referido con anterioridad, el cual se utiliza para tratar una forma rara de epilepsia en pacientes de al menos dos años de edad, ha demostrado ser un tratamiento seguro y eficaz en infantes 12

Conclusiones

En esta guía queremos proporcionarte toda la información relativa al cannabidiol (CBD) para su uso terapéutico basado en las últimas investigaciones científicas. El CBD cuenta con excelentes referencias para el tratamiento del dolor crónico, estados de ansiedad, episodios de epilepsia y la conciliación del sueño. Cabe destacar que el CBD interacciona con un gran número de medicamentos al interferir en el metabolismo del citocromo p-450, por lo que su consumo debe estar siempre supervisado por un profesional de la salud que tenga en consideración previamente la historia clínica del consumidor. 

Referencias

1. Grinspoon P. Cannabidiol (CBD)-what we know and what we don’t. Harvard Medical School (disponible online). Sept 2021 (disponible online).

2. Russo EB. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects. Br J Pharmacol. 2011 Aug; 163(7): 1344–1364. 

3. Pauli CS et al. Cannabidiol Drugs Clinical Trial Outcomes and Adverse Effects. Front Pharmacol. 2020; 11: 63.

4. Blessing EM et al. (GAD), panic disorder (PD), post-traumatic stress disorder (PTSD), social anxiety disorder (SAD), and obsessive–compulsive disorder (OCD). Neurotherapeutics. 2015 Oct; 12(4): 825–836.

5. Shannon S et al. Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series. Perm J. 2019; 23: 18-041.

6. Amnon AB et al.  Cannabis and cannabidiol (CBD) for the treatment of fibromyalgia. Best Pract Res Clin Anaesthesiol. 2020 Sep;34(3):617-631.

7. Argueta DA et al. A Balanced Approach for Cannabidiol Use in Chronic Pain. Front Pharmacol. 2020; 11: 561. 

8. Ahmed S et al. The Impact of THC and CBD in Schizophrenia: A Systematic Review. Front. Psychiatry, 23 July 2021.

9. https://thecannabisweb.org/cbd/ (disponible online).

10. Mayoclinic.org ¿Cuáles son los beneficios del CBD (y es seguro usarlo)? (disponible online).

11. Fundaciónfemeba.org. Interacciones farmacológicas con cannabinoides (disponible online). 

12. Childmind.org. CBD: Lo que los padres deben saber sobre el cannabidiol (disponible online).

13. Naciones Unidas. Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes. (disponible online) https://www.incb.org/documents/Narcotic-Drugs/1961-Convention/convention_1961_es.pdf 

14. Unión Europea. REGLAMENTO (CE) No 1223/2009 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 30  de  noviembre de 2009 sobre los productos cosméticos. Disponible online: https://www.boe.es/doue/2009/342/L00059-00209.pdf 

Belén Miralles
Belén Miralles es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad CEU San Pablo, con estudios superiores de máster en Fitoterapia por la Universidad de Barcelona. Ha desarrollado su carrera profesional tanto en el ámbito de la nutrición clínica a través de la consulta de pacientes, como en el ámbito industrial y comercial en laboratorios de complementos alimenticios. Ha participado de forma activa en publicaciones científicas y como ponente en diferentes congresos. Belén colabora con El Búho Verde en la redacción de nuestros contenidos, y actualmente también colabora con otras publicaciones en varias revistas de salud.