remedios naturales para la diabetes

¿Pueden los suplementos nutricionales ayudar en casos de diabetes? Lo primero de todo para mantener la diabetes a raya es ser conscientes de lo que comemos, llevar un estilo de vida saludable y mantener un control sobre los diferentes indicadores. También, algunos suplementos y productos naturales pueden ayudar y complementar estas necesidades y posibles carencias en la alimentación. En esta guía te ofrecemos  la información que necesitas sobre ellos.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por niveles anormalmente altos de azúcar en la sangre. Si no se controla bien, puede desembocar en complicaciones, como enfermedades del corazón, del riñón y daños en el sistema nervioso.

En la actualidad, además de los medicamentos y las inyecciones de insulina como tratamiento, existen algunos productos naturales que pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre. Uno de ellos es la canela, una especia muy usada en la cocina; además de aportar ese característico sabor a nuestros platos, la canela tiene muchos beneficios para la salud, entre ellos ayudar a reducir los niveles de azúcar para controlar la diabetes.

Los beneficios de la canela para los diabéticos

La canela es una especia aromática que sale de la corteza del árbol Cinnamomum. Rica en antioxidantes (se encuentra en segunda posición en la lista de especias y hierbas antioxidantes, por detrás del clavo), ayuda a combatir el estrés oxidativo provocado por los radicales libres. Esto es particularmente interesante, dado que el estrés oxidativo está relacionado con la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes 

La canela y la sensibilidad a la insulina

En las personas que sufren de diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina o las células no responden a la insulina correctamente, desembocando en niveles altos de azúcar en sangre.

La canela puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre y combatir la diabetes, imitando los efectos de la insulina y aumentando el transporte de glucosa a las células.

También, puede ayudar a reducir los niveles de azúcar aumentando la sensibilidad a la insulina, haciendo que ésta sea más eficiente a la hora de transportar glucosa a las células. Así lo demuestran dos estudios realizados en hombres, en los que la sensibilidad a la insulina aumentó tras el consumo de canela; en el primero aumentó inmediatamente tras su consumo con un efecto de 12 horas, y en el segundo se vio un aumento tras dos semanas de suplementación con canela. Aunque estos resultados son prometedores, existen resultados contradictorios del efecto de la canela en la hemoglobina A1c, que mide el control del azúcar en sangre a largo plazo.canela para la diabetes

Por otro lado, parece que la canela también es beneficiosa a la hora de controlar los picos de azúcar después de las comidas. Estos picos causan estrés oxidativo e inflamación, dañando nuestras células y aumentando el riesgo de enfermedades crónicas. Algunas investigaciones señalan que la canela puede mantener estos picos bajo control, porque hace que nuestro estómago se vacíe más lentamente.

Previniendo las complicaciones de la diabetes

Además de los beneficios que hemos visto más arriba, esta especia es muy interesante para los diabéticos gracias a su papel en la reducción de las complicaciones asociadas a esta enfermedad.

Las personas con diabetes tienen 2 veces más riesgo de padecer una enfermedad del corazón. La canela  puede ayudar a reducir este riesgo al equilibrar los indicadores relacionados con estas enfermedades (1). 

Así se vio en sendos estudios con pacientes de diabetes tipo 2, en el que la suplementación con canela se asoció a un descenso del colesterol malo y de la presión arterial.

Aspectos a tener en cuenta en el consumo de canela

Actualmente se agrupa a la canela en dos grandes categorías; la canela de Ceilán y la Cassia. Ambas son ricas en antioxidantes, pero la canela de Ceilán es la que se considera de mayor calidad. Aunque los dos tipos son útiles para las personas con diabetes, aún hacen falta más estudios con humanos que demuestren que la canela de Ceilán tiene más beneficios que la Cassia.

Pero no todo puede ser positivo; hay que tener en cuenta que la canela de la variedad Cassia es rica en cumarina, una sustancia que en grandes cantidades puede ser perjudicial para nuestro hígado. Por eso, y porque el consumo de canela puede dar lugar a hipoglucemia, es recomendable que los diabéticos que estén pensando en consumir canela para complementar su tratamiento consulten con un especialista.

Otros suplementos que ayudan en la diabetes

Vitamina D

En la actualidad se relacionan niveles bajos de esta vitamina con trastornos renales y cardiovasculares, que pueden aparecer como complicaciones de la diabetes. Además, una reciente investigación del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, constata que la deficiencia en vitamina D está relacionada con la aparición de diabetes tipo 2.

La exposición al sol es la mayor fuente de Vitamina D, aunque también se encuentra en ciertos alimentos.

Probióticos

Las “bacterias buenas” que se encuentran en nuestro organismo, pueden ayudar a bajar los niveles de glucosa y de insulina. También ayudan a prevenir infecciones del tracto urinario y candidiasis, que suelen aparecer en personas con diabetes. Tener unos niveles equilibrados de bacterias en nuestro intestino puede mejorar la función de la insulina, del colon e incluso contribuir a tener un peso saludable.

Existen alimentos ricos en probióticos como el yogur, el kefir y el kimchi. Hoy en día es relativamente sencillo obtener alimentos ricos en probióticos, pero también existen variedad de suplementos con probióticos para conseguir esa ayuda extra.

Berberina

Este compuesto natural se encuentra en algunas plantas y tiene largo recorrido en Asia como remedio natural para la diabetes y trastornos grastro intestinales.

Estudios realizados en China (2) señalan que la berberina es igual de efectiva que la metformina a la hora de reducir los niveles de azúcar. También mejora la función de la insulina, reduce la producción de glucosa por el hígado y ralentiza la descomposición de los carbohidratos en el intestino. Por último, mejora el dolor nervioso (neuropatía) y enfermedades renales.

Es importante respetar las dosis recomendadas para evitar efectos secundarios como dolor estomacal y otros trastornos digestivos.

Melatonina

Mantener los niveles de azúcar bajo control es sinónimo de salud para los diabéticos, y aquí la melatonina puede ser una gran aliada; la melatonina es la hormona del sueño y cuando se tienen niveles bajos de esta hormona, pueden aparecer trastornos como el insomnio, impactando en el control de la glucosa.

Nuestro cuerpo produce melatonina, y ésta también se encuentra en algunos alimentos como las nueces. Además, existen diferentes suplementos que pueden ayudar.

Se puede consultar el estudio realizado en Israel durante tres semanas, en el que los resultados muestran cómo los niveles de A1C descendieron en las personas con diabetes que tomaron una dosis de 2 miligramos de melatonina de liberación prolongada dos horas antes de irse a la cama.

Ácido Alfa Lipoico

El Ácido Alfa Lipoico (ALA) es un potente antioxidante que protege nuestros vasos sanguíneos de la acción de los radicales libres, causantes de la oxidación celular.

El ALA está presente en la carne roja, el hígado, espinacas, brócoli, y patatas.  Ayuda a la glucosa a llegar a los músculos y mejora las neuropatías como consecuencia de la diabetes.

Magnesio

Este mineral ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre, relaja los músculos y está involucrado en numerosas funciones de nuestro organismo. También reduce el riesgo de ataques al corazón e ictus.

Como muchos otros compuestos y nutrientes, el magnesio se encuentra en algunos alimentos y puede ser aportado a través de la dieta; este mineral se encuentra en verduras de hoja verde, en algunas bayas y frutas tropicales, en los cereales integrales, en las nueces, judías, y pescados como el arenque. También está presente en el chocolate negro. A pesar de su disponibilidad, la población en general tiene unos niveles bastante bajos de este mineral y no se llegan a las cantidades recomendadas, por lo que un suplemento de magnesio puede ser una buena manera de complementar las carencias.


ADVERTENCIAS:

  • Los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta equilibrada, variada y suficiente.
  • Desde El Búho Verde recomendamos que adultos y niños lleven una alimentación sana y un estilo de vida saludable y que consultes siempre con un profesional de la salud antes de tomar complementos alimenticios o dárselos a los niños
  • Las dosis de cada uno de los complementos deben ser personalizadas en función de parámetros como el estado nutricional de base, las carencias nutricionales personales, las enfermedades o síntomas de cada individuo, su edad, sexo y situación fisiológica, entre otros. Respeta siempre las dosis marcadas en el envase del producto, salvo indicación específica del profesional de la salud.

ENLACES A ESTUDIOS:

(1) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10895847

(2) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25861268