aceite del árbol del té

Sabéis que en El Búho Verde nos encanta hablar de nuestros productos favoritos, y por eso hace tiempo que queríamos hablar del Aceite del Árbol del Té y sus maravillosas propiedades. Este aceite esencial se extrae de la planta procedente de Australia Melaleuca alternifolia, donde su uso ha estado muy extendido durante el último siglo, siendo incluso el antiséptico usado por los soldados australianos durante la Segunda Guerra Mundial.

Los Aborígenes australianos conocen desde hace milenios la utilización de la Melaleuca alternifolia con fines medicinales. En 1770 el marinero inglés James Cook, observó como con esta planta los aborígenes trataban con éxito las diferentes enfermedades cutáneas, por lo que decidió llevar este remedio a Europa para su estudio.

Propiedades del Aceite del Árbol del Té

Hoy en día su uso se ha popularizado notablemente gracias a estas propiedades antisépticas, antibacterianas, antifúngicas, antivirales, antiprotozoarias, antiinflamatorias y antioxidantes. Entre sus diferentes usos tópicos podemos encontrar el tratamiento del acné, hongos en las uñas, pie de atleta, picaduras de mosquitos, herpes labiales y calenturas, higiene íntima de la mujer e infecciones en las muelas.

También es muy eficaz para acabar con los piojos en los niños, siendo muy popular sobre todo en la época de los campamentos de verano y cuando empieza el curso escolar. El terpinen-4-ol se considera el responsable de estas actividades, junto con otros constituyentes. El terpinen-4-ol es el componente mayoritario del aceite esencial (mínimo 30%), seguido de γ-terpineno (10 – 28%) y 1,8-cineol (menos de 15%). Estos porcentajes son los exigidos por la Farmacopea Europea y los estandares internacionales como indicadores de la calidad del aceite esencial del árbol del té.

Uno de los mejores aceites de Árbol del Té que existen es el de Plameca, ya que garantiza una riqueza de 40% de terpinen-4-ol y de 80% de terpenos totales, muy por encima de las cantidades exigidas por los estándares internacionales. Además es de origen 100% australiano.

  • árbol del té plameca 15 ml el búho verde

    Aceite Árbol del Té, Plameca

  • ¡Oferta! pack regulador arbol del te

    Pack Regulador Árbol del Té

En definitiva, el Aceite del Árbol del Té es un producto tan versátil y efectivo, que no puede faltar en tu botiquín natural, y aquí estamos nosotras para explicarte más a fondo todas sus aplicaciones.

Aceite del Árbol del Té para el acné

 Este es quizás uno de sus usos más comunes. Según webmed.com, el aplicar un gel o producto con un 5% de aceite del árbol del té es igual de efectivo  que un 5% de peróxido de benzoilo para tratar el acné. Además, aunque el Aceite del árbol del Té tarda un poco más en hacer efecto, es menos irritante para la piel. Si se aplica dos veces al día durante 45 días, este aceite reduce significativamente los síntomas, incluyendo los del acné severo. También es muy eficaz para secar las espinillas.

Aceite del Árbol del Té para el cabello

Recomendado para la salud de tu cabello en general y para tratar la caspa y luchar contra los piojos. Si quieres usar el Árbol del Té contra los piojos, puedes aplicar 25 gotas en medio litro de agua destilada y frotar la solución en el cuero cabelludo y en el pelo. También hay personas que aplican directamente unas gotas sobre la cabeza. Las propiedades desinfectantes de este aceite actuarán de manera eficiente contra estos incómodos inquilinos. Puedes elaborar tu propio champú casero con unas gotas de aceite de árbol del té, gel de aloe vera, leche de coco y aceite esencial de lavanda. Y algunos estudios preliminares sugieren que aplicando un champú con un 5% de aceite del árbol del té todos los días durante tres minutos se reduce significativamente la grasa del cuero cabelludo presente en las personas con caspa, así como los picores y otras lesiones. Pero si lo que quieres es hidratación, mézclalo por ejemplo con aceite de coco o aceite de almendras, y conseguirás un pelo radiante.

Aceite del Árbol del Té para hongos en las uñas

Gracias a su habilidad para deshacerse de los parásitos e infecciones, es muy efectivo para acabar con los hongos en las uñas de los pies (onicomicosis) y también para tratar el pie de atleta. Según Webmed si se aplica una solución con 100% de Aceite de Árbol del Té, 2 veces al día durante 6 meses puede curar al 18% de personas que sufren de hongos en las uñas y mejorar los síntomas en el 56% de los pacientes a los tres meses.

Para tratar infecciones y cortes en la piel

Mezclado con aceite de lavanda, es la combinación perfecta para evitar infecciones en heridas y cortes. Puedes aplicar la mezcla una vez limpiada la herida con agua oxigenada. Aquí también lo usamos para cicatrizar las heridas que salen al tocarnos algún granito; aplicando un poco de este aceite con un bastoncillo en la heridita y usando después la crema regeneradora Cladonia Nevada de Natura Sibérica no quedan apenas marcas en la piel. ¡Recomendado!

Para los dientes y la salud bucal

gracias a su habilidad para acabar con las bacterias y calmar la piel, el Aceite del Árbol del Té se usa de manera tradicional para la inflamación de las encías y la gingivitis. Sin embargo, si quieres elaborar un enjuage casero o pasta de dientes a base de aceite del árbol del té hay que tener cuidado de no ingerirlo y expulsarlo rápidamente. Puedes por ejemplo mezclarlo con aceite de coco y bicarbonato de sodio para elaborar un preparado, o comprar una pasta de dientes a base de aceite de árbol del té. Por otro lado, el Aceite del Árbol del Té funciona fenomenal para tratar los herpes labiales, y en El Búho Verde lo hemos comprobado.

Aceite del Árbol del Té como desodorante

Ya hemos visto que entre sus propiedades, se encuentra la de ser un poderosos antibacteriano, por eso este aceite destruye las bacterias causantes del mal olor. Puedes elaborar tu desodorante casero mezclando aceite de coco y bicarbonato de sodio. ¡Como puedes ver esta mezcla tiene muchas posibilidades!

Para la limpieza de tu hogar

Como hemos comentado antes, este producto es tan versátil que también se puede usar para la limpieza del hogar. Puedes mezclarlo con agua, vinagre (otro poderoso desinfectante) y aceite esencial de limón, y aplicarlo en las superficies de tu baño y cocina por ejemplo, para acabar con los microbios y bacterias.

Consideraciones a la hora de usar Aceite de Árbol del Té

Para uso tópico, se recomienda mezclar en igual medida el Aceite del Árbol del Té con otro aceite, como el aceite de coco. Éste también tiene maravillosas propiedades, por lo que de los dos combinados resultará una mezcla fantástica.

Como hemos comentado, se recomienda no utilizarlo como uso interno ya que puede resultar venenoso si se traga, aunque tradicionalmente se utiliza para la salud bucal como colutorio, para acabar con el mal aliento, gingivitis y llagas. Ten cuidado de no tragarlo para evitar los efectos secundarios y contraindicaciones, que incluyen mareos y dificultad para caminar.

Asegúrate que el producto que compres incluye la especie correcta (Melaleuca alternifolia)

Como habéis visto, el Aceite del Árbol del Té tiene muchos usos y aplicaciones, y es uno de esos productos que no pueden faltar en tu casa. Pruébalo, te aseguro que no te arrepentirás.