cerebro artículo SAMe

SAMe (s-adenosylmethionine) es una molécula que se forma de manera natural en nuestro organismo, aunque también se puede producir en un laboratorio de forma sintética. Entre otras funciones, la molécula SAMe está involucrada en la formación, activación y descomposición de algunos compuestos químicos en el cuerpo, incluyendo hormonas, proteínas, fosfolípidos y algunos medicamentos. También juega un papel fundamental en el cerebro: es necesaria para la producción de energía de las células nerviosas, para mantener las conexiones, y generar los neurotrasmisores relacionados con el humor.

A pesar de que se le empezó a conocer como remedio para la osteoartritis, investigaciones apuntan a que SAMe es mucho más; más de 40 estudios clínicos sugieren que  puede ayudar en casos de depresión, ansiedad, enfermedades del corazón, fibromialgia, dolor abdominal, osteoartritis, Alzheimer, Síndrome de la Fatiga Crónica… Incluso para ayudar en el síndrome premenstrual. Aunque la forma más normal de administrarse es por vía oral, también se puede administrar de manera intravenosa.

SAMe ¿Cómo funciona?

Nuestro cuerpo utiliza SAMe para producir ciertos compuestos químicos que están relacionados con el dolor, depresión, enfermedades del hígado y otros trastornos. Las personas que no producen suficiente SAM-e de manera natural pueden ayudarse de un suplemento.

Según el portal webmd.com*, SAMe es probablemente efectivo para las siguientes situaciones:

  • Depresión: el suministro de SAMe por vía oral o por inyección puede reducir los síntomas de la depresión. Existen bastantes estudios que demuestran cómo tomar SAMe por vía oral puede ser beneficioso e incluso tan efectivo como algunos medicamentos con receta usados para la depresión (antidepresivos tricíclicos). Algunas investigaciones también apuntan que el SAMe por vía oral puede ser útil para las personas con baja respuesta a los medicamentos para la depresión.

 

  • Osteoartritis: tomar SAMe por vía oral tiene efectos similares a la aspirina y otros medicamentos utilizados para reducir los síntomas de la osteoartritis, aunque puede tardar el doble en comenzar a hacer efecto. La mayor parte de las personas con osteoartritis que toman SAM-e necesitan por lo menos 1 mes para empezar a notar efectos.

 

Otro uso bastante popular aunque menos contrastado que los anteriores, es el de SAMe como ayuda en casos de fibromalgia. Existen investigaciones que apuntan a la toma de SAMe por vía oral para mejorar los síntomas de esta enfermedad. Sin embargo, no existe suficiente evidencia del uso de SAMe por vía intravenosa para tratar la fibromalgia; algunos estudios sugieren que puede reducir síntomas como el dolor, pero otros no arrojan resultados concluyentes. En todo caso, habrá que esperar a más investigaciones que refuten o no estas conclusiones, pero lo cierto es que de momento se considera a SAMe posiblemente efectivo contra esta enfermedad y el manejo de sus síntomas.

También, dentro del espectro de posiblemente efectivo, encontramos a esta molécula como remedio para la cirrosis, síntomas del sistema nervioso provocados por el SIDA, colestasis intrahepática, e incluso disfunción sexual en hombres que están tomando antidepresivos.

Como con cualquier suplemento, la recomendación general es visitar a un especialista para tener en cuenta la situación individual de cada persona antes de tomarlo. En el caso de SAMe, especialmente si se están tomando antidepresivos, se sufre Parkinson o trastorno bipolar.

 

*A la hora de establecer la efectividad de cualquier suplemento (en este caso SAMe) para una condición específica, se tiene en cuenta que por lo menos haya habido 2 estudios científicos rigurosos (realizados con cientos de personas) que encontraran el producto efectivo,  y suficientes fuentes fiables y de referencia que estén de acuerdo en su efectividad. También se tiene en cuenta que los resultados de dichos estudios, se hayan publicado en revistas científicas de autoridad.