propiedades de la ashwagandha la planta de la ayurveda

En esta guía te contamos para qué sirve la Ashwagandha, también conocida como Ginseng Indio, cuáles son sus beneficios y cómo puedes tomarla. También, en El Búho Verde, puedes comprar la Ashwagandha de la marca Himalaya, una de las mejores marcas de hierbas y productos ayurvédicos. 

La Ashwagandha (Withania somnífera), es una de las hierbas más versátiles de la medicina ayurvédica, y se viene usando desde tiempos antiguos para una variedad de situaciones, siendo especialmente conocida por sus beneficios antioxidantes y de ayuda al sistema inmunitario. La Ashwagandha es una planta adaptógena, es decir,  ayuda a nuestro organismo a gestionar situaciones de estrés y de cambio, ya sea a nivel externo o a nivel interno. Uno de estos factores internos, puede ser por ejemplo la ansiedad o el insomnio.

¿Para qué sirve la Ashwagandha?

El uso de esta planta ayurvédica puede aliviar los siguientes síntomas:

  • Personas que atraviesan situaciones de estrés
  • Sensación de cansancio o fatiga
  • Falta de Energía o sensación de no poder con todo
  • Dificultad a la hora de concentrarse

 

Un beneficio muy interesante de esta planta adaptógena está relacionado con su capacidad para ayudarnos a conseguir un sueño reparador, siendo muy útil cuando sufrimos de agotamiento causado por el estrés. Según el Ayurveda, cuando al cuerpo le falta energía, es cuando surgen los problemas para dormir. Por eso, siguiendo los principios de esta práctica milenaria, en lugar de intentar sedar a un cuerpo de por sí exhausto y cansado, habría que intentar rejuvenecerlo y alimentar sus reservas, para conseguir la energía necesaria que le lleve a un sueño reparador por sí mismo y de manera natural. Puede parecer una paradoja que esta planta nos ayude a dormir mediante el aporte de energía rejuvenecedora, pero por algo su nombre en latín es Withania somnífera. Y no te dejes engañar, ya que si te la tomas por la mañana, nutrirá a tu cuerpo de energía para que puedas afrontar el día con vitalidad.

  • ¿Ashwagandha para adelgazar?

La hormona cortisol es la hormona que controla el estrés en nuestro cuerpo, pero además puede contribuir a un aumento de peso. A largo plazo, niveles altos de esta hormona pueden promover la obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes. Según un estudio publicado en la revista Life Extension Magazine, la Ashwagandha puede reducir los niveles de la hormona cortisol hasta un 26%, por lo que habrá que estar atentos a futuras investigaciones.

Beneficios y propiedades sanadoras de la Ashwagandha

Las hojas y los frutos de esta planta tienen valiosas propiedades terapéuticas, pero es la raíz la que se utiliza con más frecuencia para diferentes remedios y productos naturales.

Según diferentes estudios, las propiedades sanadoras de la Ashwagandha incluyen:

  • La Ashwagandha ayuda a reducir, como hemos visto, los daños del estrés crónico en nuestro cuerpo. Aunque a veces no seamos conscientes, éste tiene unos efectos muy dañinos en nuestro cuerpo y mente, causando por ejemplo fatiga, dolores de cabeza, dolores musculares, desequilibrios en el metabolismo, estómago irritado, un sistema inmunológico bajo, desequilibrio hormonal, disfunción sexual, ansiedad y problemas de corazón entre otros.

 

  • Tiene propiedades rejuvenecedoras y antioxidantes: esta planta ha sido usada desde hace siglos como tónico rejuvenecedor y fortalecedor gracias a su contenido en antioxidantes; conocida por su capacidad para aumentar la energía y resistencia, la Ashwagandha se suele usar de manera tradicional para restablecer la fortaleza en general y ayudar en casos de enfermedad crónica. Asimismo, aumenta la capacidad cognitiva y de nuestra capacidad de memoria.

 

  • Fortalece el sistema inmunológico: la Ashwagandha fortalece y protege el cuerpo contra enfermedades e infecciones.

 

  • Tiene propiedades antiinflamatorias: la Ashwagandha tiene efectos antiinflamatorios, por eso se usa para ayudar en enfermedades reumatoides, sola o en combinación con otras hierbas.

 

También se la conoce como afrodisíaco, ya que promueve la salud sexual mejorando el humor, reduciendo la ansiedad, aumentando los niveles de energía y por lo tanto mejorando el desempeño sexual tanto en hombres como en mujeres.

La Ashwagandha y sus usos tradicionales en el Ayurveda

La Ashwagandha se usa en el Ayurveda, la medicina tradicional de la India, para equilibrar vata y kapha. También puede desequilibrar pitta. La medicina ayurvédica reconoce la Ashwagandha por sus propiedades fortalecedoras, para nutrir unos músculos sanos y ayudar en los sistemas reproductivos.

En sánscrito la Ashwagandha significa “el aroma del caballo”, aludiendo a que con sus propiedades tendrás el vigor y la fuerza de este animal. También es conocida como “el ginseng indio”, gracias a sus propiedades rejuvenecedoras, aunque en la práctica el Ginseng y la Ashwagandha no están relacionadas. De hecho, mucha gente desconoce que es de la misma familia que el tomate y que crece en un arbusto con hojas ovaladas y flores amarillas. Su fruto es de tamaño similar a una uva.

Cómo tomar Ashwagandha y dónde comprarla

Nuestros cuerpos necesitan ingerir diariamente vitaminas, minerales y nutrientes para mantener el delicado equilibrio de nuestro organismo y alejarlo de la enfermedad. Por eso, incorporar Ashwagandha a nuestra dieta, puede ser una manera útil y eficaz de ayudar a conseguir ese equilibrio. Una de las maneras tradicionales de tomar la Ashwagandha es en polvo mezclada con leche caliente y miel antes de dormir para un sueño reparador.

Si estás pensando en probarla, quizás la manera más sencilla sea en formato cápsulas, sobre todo para las personas a las que no les guste su sabor o tengan un estilo de vida ajetreado. En El Búho Verde puedes comprar Aswhwagandha de la marca Himalaya, una de las primeras marcas en popularizar los productos ayurvédicos. Como referencia, la dosis recomendada de este producto es de 2 cápsulas de 250 mg cada una al día. También puedes encontrarla junto con otra planta adaptógena como es la maca, en el producto de Plameca Macawandha.

No se recomienda su uso en mujeres embarazadas, y en caso de dudas ante interacciones con medicamentos o ante situaciones concretas, se aconseja consultar con un especialista.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *