sindrome-del-intestino-permeable-700x656

El síndrome del intestino permeable, también llamado hipermeabilidad intestinal, es un problema que además de molestos síntomas puede desembocar en otro tipo de problemas en nuestro organismo. Un gran desconocido durante años, se están empezando a ver importantes avances en su diagnóstico y tratamiento.

La dieta moderna, el acelerado ritmo de vida, así como desequilibrios en nuestra flora intestinal no hacen más que influir en la aparición de este síndrome.

En este artículo repasaremos qué es el síndrome del intestino permeable y cómo se puede controlar desde la dieta y los suplementos.

¿Cuáles son las causas del síndrome del intestino permeable?

Nuestro intestino está protegido por una capa de células epiteliales, que están unidas entre sí por proteínas denominadas “uniones estrechas” o TJ (tight junctions). Cuando esta unión entre las células no funciona bien, es cuando aparecen los problemas, ya que estas uniones estrechas regulan la función de barrera del epitelio; permiten la entrada de nutrientes, iones y agua, a la vez que impiden el paso de agentes patógenos al torrente sanguíneo (1)

Por eso, con la permeabilidad del epitelio, toxinas, bacterias y otras sustancias patógenas pasan a la sangre, dando lugar al síndrome del intestino permeable (2). Cuando esto ocurre, la respuesta inflamatoria del organismo se ve alterada, pudiendo causar inflamación crónica y reacciones autoinmunes.

Factores que influyen en la aparición de la hipermeabilidad intestinal

Predisposición genética 

Algunas personas pueden ser más proclives a desarrollar el síndrome del intestino permeable porque son más sensibles a factores ambientales que empujan al organismo a iniciar una respuesta autoinmune.

Una dieta pobre

Aceites refinados, azúcares añadidos, ingredientes genéticamente modificados, aditivos, el gluten y productos lácteos, pueden ser el germen para la aparición de esta enfermedad.

Estrés crónico

El estrés es el gran enemigo de la salud y puede impactar en gran medida en nuestro sistema inmunológico.

Exceso de toxinas en el organismo

Nos referimos al alcohol, algunos medicamentos, antibióticos, pesticidas, y el uso de antiinflamatorios convencionales.

Un desequilibrio de la flora

Millones de bacterias habitan en nuestro organismo, y cuando hay un desequilibrio entre las bacterias beneficiosas y las perjudiciales, se da un fenómeno llamado disbiosis. Un correcto equilibrio de la  microbiota es fundamental para la salud de la barrera epitelial y para prevenir reacciones autoinmunes.

Algunos de los síntomas y afecciones relacionadas con el síndrome del intestino permeable pueden incluir:

1. Aparición de alergias alimentarias

Como hemos visto, al traspasar las toxinas la barrera intestinal, nuestro organismo empieza a producir un gran número de anticuerpos, lo que hace que las personas con hipermeabilidad intestinal sean por ejemplo más sensibles y puedan desarrollar alergias al gluten y la lactosa. Por eso, las alergias son uno de los síntomas más comunes. 

2. Inflamación en el intestino

Una permeabilidad elevada en el intestino suele aparecer en personas que sufren del síndrome del colon irritable y colitis ulcerosa. De hecho ya en la década de los 80, los científicos asociaron un riesgo alto de enfermedad de Chron en personas con hipermeabilidad. (3)

articulo-sobre-Symbiotics-G-probioticos-y-prebioticos-700x468

3. Enfermedades autoinmunes

Es evidente que el tracto intestinal tiene una misión fundamental en las funciones digestivas. Sin embargo, un análisis en profundidad, sugiere que sus funciones van más allá de la mera absorción de nutrientes, por ejemplo aquellas relacionadas con la inmunidad, y los procesos inflamatorios.
Por eso, junto con otros desencadenantes como la predisposición genética o factores ambientales, se está empezando a reconocer que la pérdida de barrera del intestino está involucrada en la aparición de la inflamación, enfermedades autoinmunes como la psoriasis, artritis reumatoide, tiroiditis de Hashimoto y diabetes tipo 1 entre otras. El doctor Alessio Fasano, reconocida autoridad mundial en gastroenterología, descubrió que la regulación de la zonulina, un tipo de proteína responsable de la modulación de las uniones estrechas en el intestino (4) puede ser la solución para controlar e incluso revertir la influencia del intestino permeable en las enfermedades autoinmunes.

4. Baja absorción de los nutrientes

Los problemas intestinales como la hipermeabilidad, muchas veces conllevan una falta de absorción de los nutrientes, como vitamina B12, magnesio y enzimas digestivas. Por eso es importante estar atento a los análisis y consultar si es necesario utilizar un suplemento multivitamínico.

5. Enfermedades inflamatorias de la piel

La relación entre piel e intestino, empieza a estar más que aceptada, por eso el acné y como hemos visto, la psoriasis pueden aparecer como consecuencia de la permeabilidad intestinal.

6. Enfermedades del sistema nervioso

El alcance del intestino en la salud global del cuerpo, comienza a ser una realidad para muchos profesionales, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer en términos de investigación. Sin embargo empieza a haber evidencia que sugiere la relación entre trastornos neurológicos y una alteración de la microbiota intestinal.

Controlando el síndrome del intestino permeable desde la alimentación

A pesar de que cada vez hay más investigaciones sobre la hipermeabilidad del intestino, todavía se tiene que avanzar en cuanto a su diagnóstico, y por eso es difícil dar con el tratamiento adecuado. En el pasado, la mayor parte de las terapias se centraban en mitigar los síntomas, como por ejemplo el reflujo, sin llegar a encontrar la raíz del problema. Pero empiezan a haber avances en el diagnóstico, ya que la Unidad de Trastornos Funcionales Digestivos del Hospital La Paz de Madrid, con la doctora Silvia Gómez Senent a la cabeza, ha desarrollado un pionero test de permeabilidad intestinal, para diagnosticar este síndrome.

También, la medicina alternativa y complementaria ha establecido diferentes técnicas para ayudar en el síndrome de la permeabilidad intestinal, y el plan más abajo es uno de ellos:

Plan de 4 pasos destinados a controlarla desde la alimentación:

1) Retirar

Eliminar los alimentos y factores que dañen tu intestino 

2) Reemplazar

Sustituirlos por alimentos curativos que respeten una dieta antiinflamatoria 

3) Reparar

Sanar el intestino con suplementos específicos como el ácido butírico.

4) Equilibrar la microbiota con probióticos

Las bacterias en el intestino son un componente esencial de la barrera intestinal, porque mantienen a raya a las bacterias dañinas, ayudan a regular la digestión y a la absorción de nutrientes. Por eso, hay que conseguir un correcto aporte de probióticos, informándose bien de los probióticos específicos que hay que tomar para cada patología concreta, ya que no todos sirven para lo mismo.

Entonces, ¿qué se puede comer cuando se tiene hiperpermeabilidad intestinal?

Lo primero, eliminar alimentos procesados, incluyendo los granos sin germinar, el azúcar añadido, alimentos genéticamente modificados, aceites refinados, aditivos y productos lácteos convencionales. 

Yogur natural fuente de probióticos

Se pueden sustituir por alimentos nutritivos, como caldos y sopas, alimentos con probióticos como el kéfir, el miso y algunos quesos, verduras fermentadas, aceite de coco, semillas de chía, de cáñamo y de lino, alimentos ricos en omega 3, como el salmón de pesca sostenible, y carne a ser posible ecológica de animales alimentados con pastos.

De todas maneras, recuerda que puedes visitar a un nutricionista o profesional cualificado, que te ayude a encontrar la mejor dieta para tí, en base a tu situación particular.

Comprueba también a través de análisis si tienes alguna carencia de nutrientes, como por ejemplo la vitamina B6, la L-Glutamina y el Zinc.

———————————

Referencias

(1) Dulantha Ulluwishewa, Rachel C. Anderson, Warren C. McNabb, Paul J. Moughan,Jerry M. Wells, Nicole C. Roy, The Journal of Nutrition, Volume 141, Issue 5, May 2011, Pages 769–776, DOI: https://doi.org/10.3945/jn.110.135657

(2) Qinghui Mu,1 Jay Kirby,1 Christopher M. Reilly,2 and Xin M. Luo1,* Leaky Gut As a Danger Signal for Autoimmune Diseases, Published online 2017 May 23. DOI: 10.3389/fimmu.2017.00598

(3) D Hollander, Crohn’s disease–a permeability disorder of the tight junction? DOI: 10.1136/gut.29.12.1621

(4) Alessio Fasano, Zonulin, regulation of tight junctions, and autoimmune diseases. DOI: 10.1111/j.1749-6632.2012.06538.x

Vanessa León García
Vanessa León es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo de la salud, nutrición y seguridad alimentaria. Vanessa colabora con El Búho Verde en la redacción de nuestros contenidos, y actualmente es educadora nutricional en talleres del Ministerio de Agricultura y Alimentación.

Tags: ,