En este nuevo artículo del blog voy a contar mis últimas experiencias con la henna,  y lo que hay que tener en cuenta si te la vas a aplicar en casa. Yo descubrí la henna siendo adolescente (¡parece que han pasado mil años!), y ya por aquel entonces comencé a dármela en casa para conseguir unos “reflejitos” cobrizo que no me quedaban nada mal. Pero antes de seguir, ¿qué es la henna?

La henna es un arbusto (Lawsonia inermis) que suele crecer en el norte de África y Oriente Medio. De las hojas de esta planta se extrae un pigmento usado para teñir desde telas, a la piel y el pelo. Al contrario que muchos tintes de peluquería y productos químicos, no lo daña, y para conseguir ese color natural proporcionado por la henna, hay que mezclar los polvos con agua hasta formar una pasta y aplicar directamente sobre el pelo.

Otros beneficios asociados a la henna son los siguientes:

  • Fortalece y regenera el pelo, aportando brillo
  • No provoca alergias
  • Reduce la caspa
  • Ayuda a prevenir un cuero cabelludo graso
  • Se le considera un antiséptico y bactericida natural

 

Es verdad que a la hora de aplicarla en casa, el proceso puede ser un poco engorroso. Al fin y al cabo, estamos hablando de aplicar una pasta en la cabeza con una brocha, con la particularidad de que luego gotea y puede manchar la ropa. Luego hay que estar un buen rato con la cabeza envuelta en un gorro de plástico, dependiendo de la intensidad de color que quieras conseguir. No estoy intentando desanimar a nadie, pero hay que tener en cuenta que aplicar henna en casa es un proceso y requiere un poco de paciencia y “maña”.

Después de muchos años sihenna-bio-amla-y-jatropha-khadi-100grn darme, hace unos meses decidí volver a probar. La verdad es que las primeras veces bastante bien, conseguí un tono rojizo bastante sutil, además consiguió taparme las canas, cosa que se agradece. Pero la última vez, me lo dejó más oscuro de lo que quería, como un castaño avellana. Esta es otra cosa a tener en cuenta según mi experiencia, los resultados siempre son un poco “impredecibles”, y dependerá sobre todo de la cantidad que pongas, del tiempo que lo dejes,  de tu tipo de pelo, y obviamente del tipo de henna que utilices.

En fin, que estos últimos resultados no me convencieron demasiado, ya que era un color que no me favorecía. ¿Qué hacer? La cuestión es que yo me caso en junio de este año, por lo que tampoco tenía mucho más tiempo para experimentos caseros. Otra peculiaridad de la henna, es que puede reaccionar con tintes normales, por lo que ir a una peluquería y echarme un tinte normal no era una opción. Ante esta perspectiva, me agobié un poco porque quería dar con un color que pudiera mantener para el “día D”, y las peluquerías normales me decían que “lo dejara crecer” pero ¡si me caso en dos meses! Investigando un poco, encontré el salón Inés Estébanez , que se dedican a la coloración natural con henna y pigmentos. Justo lo que necesitaba, un profesional que pudiera dar con el tono adecuado para mí, pero usando henna.

Desde el principio me atendieron muy bien, y supieron dar con el color que yo buscaba, un castaño más claro del que yo llevaba, con las puntas un poco más claras. Me encantó el trato profesional, y cómo me hicieron sentir que me había puesto en buenas manos, sobre todo cuando fui con una situación que a priori no parecía muy fácil de resolver.

La verdad es que deben de ser pioneras, ya que yo no conozco muchas peluquerías especializadas en pigmentos naturales, y ellas llevan ya muchos años.

Para resumir, salí contenta con el resultado, quizás el corte y el peinado se suben un poco de precio, pero lo importante es que ya no tengo el pelo tan oscuro y he encontrado una peluquería que utiliza pigmentos naturales para teñirme el pelo.

Esto no significa que en el futuro vaya a renunciar a darme henna en casa, porque me parece que normalmente sale bien y merece la pena. Pero ya sabiendo que este salón de peluquería existe, puedo recurrir a ellos cuando lo necesite, evitando así riesgos innecesarios pero sin renunciar a todos los beneficios de la henna.

pelo con henna ines estebanez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *