los mejores aceites esenciales para el cabello

A la hora de cuidar nuestro cabello existen muchas opciones de complementos alimenticios y de uso tópico, que se pueden tener en cuenta. Entre ellas, los aceites esenciales tienen múltiples beneficios, como aumentar su densidad, tratar la caspa, la sequedad en el cuero cabelludo, y aportar brillo y luminosidad. Además, en comparación con los productos convencionales para el pelo, los aceites esenciales se pueden usar para muchas otras cosas, como el alivio del estrés, combatir las infecciones y aliviar el dolor de cabeza, entre otras. Y al ser naturales no contienen agentes químicos perjudiciales, y son buenos para el medio ambiente. En este artículo te mostramos los 8 aceites esenciales más beneficiosos para el cuidado del cabello:

1. Aceite esencial de lavanda

¿A quién no le encanta el olor de la lavanda? Esta planta conocida por su maravilloso aroma y su propiedades antiestrés, también es muy útil para la salud de nuestro pelo.

Y es que los estudios demuestran que la lavanda promueve el crecimiento del cabello, como el realizado en 2016 en ratones, en el que al aplicar aceite de lavanda  se aumentaron significativamente el número de folículos. El aceite de lavanda además aumentó la profundidad de los folículos capilares. aceite de lavanda para dormir de manera natural 

El aceite de lavanda tiene propiedades antimicrobianas y se puede utilizar para combatir bacterias y hongos. Otra de sus propiedades es su habilidad para suavizar el cuero cabelludo y sanar la piel y cabello secos. Y como el aceite de lavanda tiene probados beneficios antiestrés, es ideal para crear un ambiente tranquilo y relajante, lo que influirá también en la salud de nuestro cabello, y en nuestro bienestar general.

2. Aceite esencial de romero

El aceite de romero es uno de los mejores aceites para aportar mayor grosor y ayudar al crecimiento de nuestro cabello. Se utiliza para aumentar el metabolismo celular, que estimula el crecimiento y un pelo sano. Las investigaciones apuntan a que el aceite de romero es igual de efectivo que algunos tratamientos convencionales de uso tópico. 

Otros beneficios del aceite de romero incluyen la prevención de la calvicie, retrasar la aparición de canas, y ayudar con la caspa y el cuero cabelludo seco.

Si quieres utilizar aceite de romero para el cabello, mezcla de 3 a 5 gotas con la misma cantidad de aceite de oliva, y masajea la mezcla en tu cuero cabelludo alrededor de 2 minutos. Déjalo en tu cabello durante 3 ó 4 horas, y lávate el cabello como habitualmente.

3. Aceite esencial de manzanilla 

Gracias a sus propiedades calmantes, el aceite esencial de manzanilla es ideal si lo que se quiere es aportar brillo y suavidad, y calmar un cuero cabelludo irritado.

Además, otra de sus propiedades es la de aclarar el cabello de manera natural. Y esto es muy interesante, ya que aproximadamente la mitad de las mujeres se tiñen el cabello, pero los productos convencionales contienen químicos y sustancias nocivas, que pueden conllevar diferentes riesgos para la salud. Por eso, encontrar una alternativa natural para conseguir el color deseado es más que recomendable.

Para ello, mezcla 5 gotas de aceite esencial de manzanilla con una cucharada de sal marina y un tercio de bicarbonato de sodio. Usa agua templada para crear una pasta, y aplica la mezcla en tu cabello, masajeándola en tu cuero cabelludo y dejándola durante media hora, para después aclararla. Si quieres un efecto más intenso, ponte unos minutos bajo el sol.

4. Aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té (Melaleuca alternifolia) tiene maravillosas propiedades antimicrobianas, antifúngicas y antisépticas. Por eso es un remedio natural muy popular para luchar contra las infecciones, como colutorio bucal (con cuidado de no ser ingerido), para el acné, los hongos, el pie de atleta, para la salud femenina y para limpiar el ambiente, entre otros beneficios. Además es un excelente aliado contra los piojos, y es muy útil contra la caspa, la grasa y los picores en el cuero cabelludo. Como verás,lo bueno de este aceite es que es muy versátil y tiene muchos usos, por lo que es una excelente inversión.

usos-del-aceite-del-arbol-del-te

5. Aceite esencial de cedro

El aceite de cedro se utiliza para estimular los folículos pilosos al aumentar la circulación del cuero cabelludo. Por eso, puede ayudar a promover el crecimiento del pelo, y ralentizar su caída. También es útil en casos de cabello fino, y algunos tipos de alopecia. Algunos estudios así lo demuestran, como uno realizado en Escocia con 86 pacientes, en el que el 44% de los participantes a los que se les aplicó una combinación de aceites esenciales, como el de madera de cedro, lavanda, tomillo y romero, experimentaron una mejora sustancial en los síntomas de alopecia. 

El aceite esencial de cedro también puede ayudar a reducir la irritación en la piel y ahuyentar a los insectos, lo que es especialmente interesante para los que realicen actividades al aire libre.

El aceite de cedro puede ser aplicado de manera tópica en el cuero cabelludo y el cabello. Se puede mezclar con el aceite de lavanda, y aceites vegetales como el de coco. Por último, si eres de los que hacen su propio acondicionador en casa, también puedes añadir 2 ó 3 gotas a la mezcla.

6. Aceite esencial de salvia

El acetato de linalilo presente en el aceite esencial de salvia, reduce la inflamación en la piel, y regula la producción de sebo. Por eso, es un interesante remedio natural para las erupciones cutáneas, y actúa como agente antibacteriano.

Quizás la propiedad más importante de la salvia es la de su capacidad para aliviar el estrés y regular las hormonas; al reducir los niveles de la hormona cortisol, puede servir como un remedio natural para ayudar en la caída producida por el estrés.  Para ello, puedes utilizar el aceite de salvia para crear un ambiente agradable en casa a través de un difusor, aplicar algunas gotas en las muñecas, en los templos de la cabeza y en la planta de los pies. 

7. Aceite esencial de lemongrass o limoncillo

Esta planta, de aroma cítrico a pesar de que no tiene nada en común con limones y naranjas en su forma botánica, tiene propiedades curativas y sanadoras, lo que la ha convertido en una planta muy utilizada en el Ayurveda.

Sus beneficios para el cabello son varios, como el de fortalecer los folículos, y calmar el cuero cabelludo irritado. En un estudio de 2015 se comprobó cómo tras la aplicación de este aceite esencial durante 14 días, los niveles de caspa descendieron de manera significativa. Además, también es útil para repeler a los mosquitos, aliviar el estrés y los dolores de cabeza, y para detoxificar el ambiente.

Añade 10 gotas de aceite esencial de lemongrass o limoncillo a tu bote de champú o acondicionador, o masajea 2 ó 3 gotas en tu cuero cabelludo junto con tu acondicionador.

8. Aceite esencial de menta

El aceite de menta ayuda a estimular el cuero cabelludo, y es un remedio natural útil contra la caspa e incluso los piojos, gracias a sus propiedades antisépticas.

Además, según algunas investigaciones, también promueve el crecimiento del cabello, y el número y profundidad de los folículos. Con su aroma fresco, la menta te dará una sensación calmante y energizante para mente y cuerpo, cuando se aplica de manera tópica.

Vanessa León García
Vanessa León es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo de la salud, nutrición y seguridad alimentaria. Vanessa colabora con El Búho Verde en la redacción de nuestros contenidos, y actualmente es educadora nutricional en talleres del Ministerio de Agricultura y Alimentación.